Tamiahua vive bajo la “Ley de Herodes”

Tamiahua,Ver.- En un hecho insólito, ediles y funcionarios del gobierno de Tamiahua conformaron un sindicato obrero para participar en contratos de obra pública del mismo ayuntamiento y en proyectos de construcción que realicen compañías. El Sindico del municipio fue envestido como Secretario General y el Secretario del Ayuntamiento, Secretario del Trabajo y Conflictos.

En presencia de la alcaldesa Citlali Medellín, se llevó a cabo la Asamblea General Constitutiva de la Sección 136, de la Asociación Sindical de Trabajadores de la Construcción en General, Transporte, Obras Hidráulicas, Montaje Industrial y Obra Pública, Similares y Conexos de la República Mexicana (ASTRAC-CTM).

Para sorpresa de los presentes, los funcionarios que acudieron al evento no estaban ahí como invitados, sino como los elegidos para ocupar los principales puestos de la Sección 136, sin ser obreros o haber pertenecido al gremio. El Artículo 360, de la Ley Federal del Trabajo, deja bien en claro que los sindicatos gremiales los deben integrar “trabajadores de la misma profesión, oficio o especialidad”.

El Sindico Albertico Rivera fue designado Secretario General; el Regidor Segundo, José Luis Vicencio Secretario de Organización y Estadística; el Secretario del Ayuntamiento, Rogelio Abrego del Ángel, Secretario del Trabajo y Conflictos; el Auxiliar en Obras Públicas Misael Cruz Noguera, Secretario de Previsión Social; la Presidenta del Comité de Participación Ciudadana, Katia Michelle Espinoza, Secretaria de Transporte y la Directora de Comercio, Arianna Valdés Maranto, Secretaria de Acción Política.

La persona que se encargará del manejo de las cuotas sindicales será Genaro Rivera Vite, quien fue Tesorero de la Cooperativa Pescadores de Tamiahua, cuando la dirigía el Sindico Albertico Rivera.

Para dar “legalidad” a este evento, estuvo el dirigente nacional Miguel Ojeda Castañón y el que se hace llamar líder obrero en Tuxpan, Crisóforo Hernández Islas, quién siendo cetemista, renunció al PRI y se fue al PAN, a apoyar “El Cambio”. Ahora, ha vuelto al PRI y a la ASTRAC-CTM, porque el “cambio” no le funcionó.

Al menos 3 servidores públicos de este nuevo sindicato tienen que ver con la asignación de los contratos de obra pública del municipio, por lo que habría un conflicto de intereses, en caso de que se contrate personal de este gremio, en alguna obra municipal.

También se presentaría este mismo problema en caso de querer firmar contrato con TransCanada, Bonatti, GDI o cualquier otra empresa asentada en Tamiahua, con la que el Ayuntamiento sostiene litigios o procesos administrativos en curso.

No habrá que olvidar que el Código Penal castiga hasta con 12 años de prisión a los funcionarios que cometan el delito de “Uso Ilícito de atribuciones y facultades” y hasta 4 años, por cometer el delito de Tráfico de Influencias.

Comments

comments