Tamaos: un pueblo que desapareció en la noche | La Opinión de Poza Rica

Tamaos: un pueblo que desapareció en la noche

Tamiahua, Ver.- Tamaos, es el nombre de un pueblo que florecía en las inmediaciones de la laguna de Tamiahua, durante la época de la colonia. De la noche a la mañana, este asentamiento desapareció en el mas grande de los misterios, dando pie a una serie de leyendas que evocan a hechos trágicos y hasta sobrenaturales.

Todas las historias tienen como punto de partida la muerte de sus habitantes, pero, nadie precisa qué fue lo que les ocurrió. ¿Cómo pudo un pueblo entero desaparecer sin dejar rastro? ¿Por qué se dice que la gente se perdió en la noche?¿

Este pueblo se levantó al sur de lo que hoy es la nueva Tamiahua, en un punto ubicado entre Estero de Milpas y la colonia Dante Delgado. Según los españoles, su gente eran indios sin necesidad, dedicados a la pesca.

Durante las encomiendas, Tamiahua quedó en manos de Juan Villagómez y al final de 1600, pasó a la administración de Luis de Velazco. Fue precisamente a finales del siglo XVI cuando se perdió el registro de Tamaos, a pesar de ser un asentamiento importante de Tamiahua. Su nombre, simplemente fue borrado de los documentos de la Nueva España.

Hay historias que indican que toda la población de Tamaos pereció por una rara enfermedad que trajeron los españoles y los pocos sobrevivientes huyeron hacia otras tierras. También se cuenta que un poderoso ciclón causó total devastación y borró de la faz de la tierra este asentamiento de construcciones endebles.

Algunos aseguran que los indígenas de este pueblo pudieron haber sido víctimas de un genocidio o vendidos como esclavos, por los españoles. No habrá que olvidar que hechos como estos fueron cometidos por Nuño de Guzmán, siendo gobernador de Pánuco, según testifica Fray Juan de Zumarraga.

El nombre del pueblo de Tamaos salió a la luz, nuevamente, en 1610, cuando Fray Alonso de la Moya y Escobar, Obispo de Tlaxcala, asentó en sus memorias que antes de Tamiahua había un pueblo llamado Tamaos, que “se consumió por muertes y ausencias”. A qué se refería cuando usó esas palabras.

Este informe confirma que Tamaos si existió. La ubicación que da el religioso es, “a 3 leguas de Tanhuijo y al iniciar la laguna”. Con esta descripción es fácil ubicarla al sur de lo que hoy es el centro de la nueva Tamiahua. No habrá que olvidar que la vieja Tamiahua se ubicaba mucho más al sur.

Desde el siglo XVII el nombre de este pueblo no se volvió a mencionar, lo que acrecentó el misterio. ¿A caso los españoles fueron responsables de la destrucción de Tamaos y muerte de sus habitantes?

En las excavaciones realizadas por el INAH, en 2017 y 2018, en la zona de Estero de Milpas, por la introducción de un gasoducto, no se hallaron vestigios de algún asentamiento como Tamaos, pero, esto puede ser por el hecho de que las construcciones de los indígenas no eran sólidas y estaban hechas de materiales que tenían a la mano.

La misteriosa desaparición de Tamaos, es uno de tantos relatos históricos que se han convertido en leyenda, en espera de que la verdad, algún día, salga a la luz.

Comments

comments