Suicidio de un adolescente, encendió luces de alerta en diversas autoridades

ÁLAMO, VER.- El fallecimiento por suicidio de un adolescente, ocurrido el martes en el ejido Pueblo Nuevo, encendió luces de alerta en diversas autoridades, luego de que durante este año se han registrado por lo menos cuatro casos de ese tipo, la mayoría en adultos.

Sin embargo, este nuevo suceso, motivó al Instituto Municipal de la Mujer y a la Comisión Municipal de la Familia y la Niñez a emitir diversas recomendaciones a la sociedad en general, y en particular a madres y padres de familia.

Para la psicóloga del IMM, Zulem Xiomara Soto Vera, el suicidio es un desenlace originado por una serie de problemas que enfrenta la persona, motivado principalmente por la depresión, que es una enfermedad silenciosa, un trastorno mental; aunque también pueden incidir factores como la ansiedad y el bullying, sostuvo.

“Todos estos padecimientos pueden orillar a una persona a suicidarse, lo que es muy difícil de asimilar como sociedad. Por eso hay que fijarnos mucho en el ambiente cultural, social, escolar, y familiar, sobre todo, porque como adultos nos olvidamos que fuimos niños, adolescentes…”, dijo.

Subrayó que para prevenir que niños y adolescentes tomen esas decisiones extremas hay “realmente que prestarles atención, porque cuando se tiene una idea suicida van dejando señales, que muchas veces no se perciben o no se les presta atención. Antes de que tomen esa decisión vienen señales de alerta, de alarma.”

Y puntualizó: “Lo primero con los adolescentes es tener mucha comunicación efectiva, una plática…Observar las señales de alerta, hay que prestar mucha atención a sus comentarios, con quién se juntan, supervisar lo que ven por Internet…”

Resaltó que, ante situaciones complicadas con los hijos, “las mamás deben ser muy tolerantes… y como sociedad, hay que generar mucha empatía, ponerse en los zapatos de la otra persona, dejar de juzgar, de minimizar los problemas.”

Por su lado, la regidora décima, comisionada en la Familia y la Niñez, Arcadia Santiago Hernández, coincidió en señalar que mejorar la comunicación con los hijos es fundamental para prevenir muchas situaciones lamentables, como las adicciones y el suicidio.

“Hay que darles confianza, estar atento a sus reacciones y orientarlos, vigilarlos muy de cerca, sobre todo a partir del sexto grado de primaria…porque la juventud está muy desatada”, anotó.

Comments

comments