Sufren padres de familia

Con la escalada de precios que se avecina, padres de familia se preparan para que el regreso a clases no repercuta en la economía familiar, ya que las listas escolares cada vez son más costosas de surtir, sin contar las cuotas que piden en las escuelas.

“No sé cómo le vamos a hacer para pagar los gastos de este año. Mi esposo apenas gana 2 mil 500 pesos a la quincena. El recibo de la luz nos llegó de 900 pesos y tenemos que comprar los uniformes de mis 3 hijos, 2 niños en la primaria y una niña en segundo grado de secundaria”, dijo a este Diario la señora Gertrudis Sánchez Ruiz, con domicilio en la colonia Prensa Nacional.

Al igual que doña Gertrudis, cientos de padres de familia tienen que sufrir todo tipo de penurias económicas para sortear los gastos propios del regreso a clases que se elevan con el cobro desmedido de cuotas de inscripción.

En este aspecto, aunque desde hace 3 años se aprobó una ley que prohíbe las cuotas en escuelas públicas, son varios los planteles en Poza Rica que continúan con este tipo de cobros, tanto en nivel preescolar, como en primaria y secundaria.

Gualberto Vázquez López, líder del SITEM, señaló que varios planteles continúan con estos cobros y anotó que la más reciente queja fue del Jardín de Niños Helen Keller, donde pretenden cobrar hasta mil pesos para garantizar un espacio en el siguiente ciclo escolar.

Por Paulo Ruiz Vargas
Foto: Miguel Rivera Salinas

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *