Starbucks cierra hoy 8 mil cafés en E.U.A para capacitar sobre discriminación

Starbucks pidió disculpas a sus clientes este martes en una polémica por discriminación racial y dijo que su comportamiento hacia dos clientes afroamericanos el mes pasado fue reprobable, al tiempo que cerró 8 mil locales para dar capacitaciones contra la discriminación.

La empresa llegó a un acuerdo extrajudicial con los dos hombres después del incidente en un local de Filadelfia el 12 de abril y tratará zanjar el tema con un día de talleres contra la discriminación racial, que según analistas de Wall Street costará entre 5 y 7 millones de dólares en negocios perdidos.

El presidente ejecutivo de Starbucks, Howard Schultz -el arquitecto de su cambio al formato de cafés a fines de la década de 1980-, dijo en una carta abierta que la decisión de llamar a la policía y los posteriores arrestos “fue reprobable y no representa la misión ni valores duraderos de la compañía”.

Determinamos que un respaldo y capacitación insuficiente, una política de la empresa que definía a los clientes como aquellos que pagan (…) y un sesgo llevó a la decisión de llamar a la policía”, comentó.

Analistas afirman que Starbucks no puede costear la mala publicidad en momentos de creciente competencia en la industria del café, luego de que varios rivales ha sido comprados o se han fusionado.

La cadena británica de café y sándwiches Pret A Manger fue vendida el martes por 2 mil millones de dólares, en la más reciente acción de la familia multimillonaria alemana Reimann para desafiar a Nestlé en el sector del café.

Starbucks firmó este mes un acuerdo de franquicias por 7 mil millones de dólares con Nestlé que aprovechará la potencia de su marca en Estados Unidos para fortalecer la posición de liderazgo de la firma suiza a nivel global.

Starbucks cerró 8 mil locales en Estados Unidos a eso de las 2 pm, hora local, este martes, en un primer paso para capacitar a 175 mil empleados sobre tolerancia racial.

Unos 6 mil cafés con franquicia de Starbucks permanecerán abiertos en lugares como tiendas de abarrotes y aeropuertos y esos empleados serán capacitados posteriormente.

Excélsior

Comments

comments