Sismos no son producto de explotación subterránea ni contaminación

Durante 2016 se registraron 15 mil 281 sismos, de los cuales sólo seis alcanzaron una magnitud superior a los 6 grados Richter, considerados fuertes, el resto fueron menores, según los reportes del Servicio Sismológico Nacional (SSN), que revelan que fue en Oaxaca donde se acumuló el mayor número de epicentros.

El asesor ambiental, Guillermo Montealegre Quintero, explicó que estos fenómenos naturales no se pueden predecir y seguirán ocurriendo, y no tienen relación con la contaminación ambiental, la explotación de minerales o extracción de agua subterránea. Es únicamente el movimiento constante cuando chocan las placas tectónicas, generando estos fenómenos, especialmente cuando sucede con las cinco placas principales, dijo.

Al no ser “algo” predecible, mencionó que lo único que se puede hacer es estar preparados para este tipo de contingencias, ya que no hay forma de predecir si aumentarán o serán de mayor intensidad, por lo que es importante contar con un plan familiar a manera de prevención.

Detalló que Veracruz colinda con Oaxaca, Chiapas y Puebla, lo que lo hace un estado susceptible de recibir los efectos de estos movimientos telúricos, aunque en su mayoría son de menor intensidad.

Subrayó que las entidades más propensas a los sismos son Oaxaca y Chiapas, ya que es donde se encuentran las placas de Cocos y la Norteamericana y cuando chocan suceden estos fenómenos.

Quadratin Veracruz

Comments

comments