‘Sirena’, eliminan la fantasía

CIUDAD DE MÉXICO.

En Hollywood, la mítica figu­ra de la sirena por lo general es representada con la ima­gen de una dulce joven con voz espectacular, quien tiene ansias de conocer el mundo de los hombres y, por qué no, enamorarse.

Cintas como La sirenita (The Little Mermaid – 1989), Splash (1984), Mi amiga la si­rena (Aquamarine – 2006), son algunos ejemplos de esto. Sin embargo, el canal Free­form decidió apostar por una mujer del mar más cargada hacia la mitología a través de la serie Sirena (Siren).

Protagonizada por Eli­ne Powell como Ryn, la pro­ducción, que llega a través de Sony, nos lleva al corazón de Bristol Cove, una ciudad cos­tera conocida por la leyenda que afirma que un día fue ho­gar de las sirenas.

Cuando la llegada de una misteriosa joven prueba que el mito podría ser cierto, la batalla entre los hombres y el mar da un peligroso giro des­de el momento en el que es­tas depredadoras criaturas vuelven para reclamar sus derechos con miedo ante un mundo que no reconocen.

Ryn tiene cola con espi­nas, sus manos son garras con membranas interdigitales y su mirada es más que intimidan­te. Ella es una criatura de las profundidades que también viene a pelear por el ecosiste­ma marino, aunque lo hace a través de la intimidación.

“Creo que actuamos de forma muy hostil cuando te­nemos miedo, cuando nos encontramos en un entorno nuevo en el que no entende­mos algo y, principalmente, cuando nos sentimos amena­zados. Creo que todos hemos estado en esas situaciones, pero también lo pienso de otra forma. Si fuera a un planeta alienígena, o si me adentrara en el mar, ¿cómo reaccionaría ante otra especie humana su­perior o cercana a una especie humana, teniendo una civili­zación, teniendo que encon­trar el camino a través de ella?

“Y luego también pien­so que nosotros, en nuestra sociedad actual, no estamos animados a ser una puerta abierta, ¿verdad? Tratamos de tener el control cuando nos sentimos enojados o lo hace­mos furtivamente en Twitter. No tenemos ese torrente de emoción. Mientras que ellas sí. Lo que sienten, lo expre­san. Sale hacia fuera. Y eso es muy lindo de interpretar. Por ejemplo, si alguna vez estoy estre­sada, o inclu­so atrapada en el tránsito, no puedo esperar a desahogar­me”, dijo la actriz de ori­gen belga.

De acuerdo con la actriz, Ryn también puede servir como un medio de expresión para decirle a las jóvenes so­bre lo que significa ser tú mis­mo y el poder que le debes dar a ello, de ahí que la sirena, personaje que interpreta, sea una metáfora de esto.

“En mi investigación en­contré esto durante la Edad Media, cuando el cristianis­mo abundaba, y las mujeres y el sexo eran una zona roja. Pintaban a las sirenas como una manera de seguir explo­rando, pero de forma segura, el cuerpo femenino. Pero des­pués se ganaron esta reputa­ción de ser malvadas, porque eran la última tentación. Eran hermosas en la parte supe­rior, pero no tenían partes de dama (risas).

“Creo que diferentes co­munidades han asociado a las sirenas de una manera distin­ta, y pienso que eso tiene que ver exactamente con la forma en que ven a las mujeres. Opino que las personas que ven a las sirenas como una amenaza o pe­ligrosas, eso también es un reflejo de su propia sicología. Pienso mucho en esto. Si ves a una sirena como algo intrigante o aterra­dor, a menudo es un reflejo de lo que crees y de cómo ves a las mujeres”, añadió.

En ese sentido, Fola Evans, quien da vida a la bióloga ma­rina Maddie, destaca que de una manera sutil se invitará a la audiencia a hablar sobre los temas que preocupan hoy en día entre los jóvenes.

“Del mundo que los escri­tores crearon, hay algo para todos. Muy sutilmente, están tratando de hacer que la gen­te piense acerca de las cosas. No sé si esta era su intención, pero para mí ‘sirena’ tam­bién significa una adverten­cia. Cuando escuchas la de la policía o la de emergencia, es como decir: ‘presta atención, algo está sucediendo’. Y creo que la serie tiene ese tono. A medida que la audiencia vea el programa, creo que les dará qué pensar, pero a través de la dinámica humana”, finalizó.

Excelsior

Comments

comments