Sin parar la ola de atracos en Álamo

Compartir en:

Álamo, Ver.- Contra los operativos montados por la policía municipal para salvaguardar la integridad y el patrimonio de la ciudadanía, la ola de atracos en la ciudad y su periferia se encuentran a la orden del día, al grado que durante el lunes se perpetraron por lo menos tres robos con violencia contra igual número de agraviados.

El primer caso ocurrió aproximadamente a las 14:30 horas en las inmediaciones del campo deportivo de la colonia Pantepec, cuando una dama de ese sector caminaba por la calle Hermanos Serdán con dirección al centro de la ciudad, hasta que repentinamente fue abordada por dos sujetos a bordo de una motocicleta.

La mujer aseguró que los maleantes le arrebataron de sus manos un bolso en el que llevaba más de cuatro mil quinientos pesos de un crédito grupal, el cual llevaba para depositar.

Por la noche, alrededor de las 20:00 horas, trascendió que dos sujetos atracaron a un estudiante del Colegio de Bachilleres de Pueblo Nuevo, a quien despojaron de su mochila en la que además de sus libros y demás útiles escolares, llevaba su teléfono móvil y otras pertenencias.

El suceso se registró en la calle Niño Perdido, entre avenida Independencia y bulevar Quintana Roo, al parecer cuando el jovencito había salido del plantel para dirigirse a su domicilio. Personas que supieron del hecho, señalaron que el estudiante resultó lesionado debido a que los delincuentes lo golpearon para despojarlo de su mochila.

Más tarde, a las 23:00 horas, una agresión con arma perpetrada contra un taxista en la localidad Palo Blanco movilizó a la policía municipal hasta aquel lugar, y permitió la detención de un sujeto que apenas ese día había salido en libertad de la cárcel preventiva, luego de haber sido arrestado por perturbar el orden público.

Ya sobre los primeros minutos del martes, aproximadamente a las 00:40 horas, un residente de la colonia Francisco I. Madero, fue atracado por dos sujetos desconocidos en el bulevar Quintana Roo, a escasos metros del monumento al colotero.

Según el afectado, los hampones lo interceptaron mientras el retornaba a su domicilio a bordo de una motocicleta, y tras intimidarlo con armas cortas lo despojaron de su unidad para enseguida huir con dirección a la calle Justo Sierra.

Todos estos acontecimientos se suman a la ola de robos y asaltos perpetrados por la delincuencia durante el fin de semana anterior, cuando, incluso, dos autobuses, uno de la ruta a Emiliano Zapata y el otro de la ruta a Tumbadero, fueron atracados, por delincuentes armados.

error: Content is protected !!