Sin cultura de reciclaje

Poza Rica, Ver.- El envasado y el desecho del agua embotellada provoca diversos impactos ambientales que los consumidores pueden evitar. De acuerdo con la ambientalista, Leticia Esquer, es uno de los problemas más latentes hoy en día por lo que se debe empezar a concientizar sobre la compra indiscriminada de botellas de aguas desde casa.

Cada año se utilizan en el mundo 2.7 millones de toneladas de plástico para embotellar agua de los cuales gran parte de estos envases acaban en la basura sin que llegue a reciclarse .
“La concienciación de los consumidores es fundamental, y en este caso, si se decide consumir agua embotellada, al igual que con el resto de envases, asumir la política de reducir, reutilizar y reciclar, es una buena recomendación” dijo.

Apuntó que en las escuelas se debe implementar un método de reciclaje desde el kinder para que los niños vaysan creciendo con la información del daño ambiental que causa si una botella de agua se lanza a la basura.

La mayoría de las botellas están hechas de polietilen tereftalato (PET), un plástico derivado del petróleo por lo que una botella de este plástico abandonada puede tardar hasta 1.000 años en biodegradarse. Por su parte, las botellas que llegan a las incineradoras aumentan los riesgos de emisiones tóxicas, ya que pueden generar subproductos nocivos como el gas clorado o ceniza similar a los metales pesados.

 

RISELDA CRUZ

nlx

Comments

comments