Sin comida y sin esperanza, decide envenenar a su familia

Saul “N”, esposo de Laura “N” y padre de una niña y un niño, tras encontrarse desesperado ya que no contaba con empleo para proveer alimentosa su familia, además de padecer una enfermedad del corazón, decidió quitarles la vida de su esposa e hijos.

Estos hechos ocurrieron en la comunidad El Granjero, en Zitácuaro, donde un hombre identificado como Saúl “N”, de 30 años presuntamente hizo que su esposa Laura “N”, de 29 años y sus dos hijos Yamilet y Saúl, de 7 y 8 años de edad respectivamente, tomaran veneno para cucarachas para después ingerirlo también él.

Sin embargo al ver que no causaba el efecto esperado, Saúl presuntamente los lesionó con un cuchillo, de modo que él también se hirió.

De acuerdo a datos de prueba presentados ante el Juez de Control, Saúl “N”, y Laura “N”, acordaron privar de la vida a sus dos hijos de 6 y 8 años de edad, y posteriormente ellos harían lo mismo, por lo que el día 6 de junio se trasladaron a un cerro ubicado en la localidad de Valle Verde.

De estos hechos se percataron vecinos que pidieron el apoyo de paramédicos, quienes acudieron al lugar para otorgar los primeros auxilios y canalizar a los cuatro integrantes de la familia a un nosocomio local para su atención.

Sus intenciones se vieron frustradas, ya que al lugar llegaron elementos de Asociación de Bomberos del Estado de Michoacán, (ABEM), de la delegación de Zitácuaro, donde encontraron a toda la familia herida.

Según lo informó Excelsior, los bomberos trasladaron a los menores de edad, la esposa y el presunto agresor al hospital local para ser atendidos por las heridas de arma punzocortante y tras al envenenamiento al que fueron expuestos.

Saúl optó por esta decisión, al verse sin empleo desde hacía algún tiempo, por lo que llevaban varios días sin comer, además de que padecía de una enfermedad del corazón, motivos que lo orillaron a quitarse la vida, según versiones de los elementos de Bomberos.

DEBATE

Comments

comments