Silva y el PAN, como “cuervos”

Tuxpan, Ver.- Pasaron casi 2 años para que el Diputado Federal Alberto Silva Ramos regresara al municipio de Tuxpan. Pero, su retorno no fue por asuntos legislativos, sino por una serie de eventos de precampaña política, que encabezó en la zona rural, pues nuevamente quiere ser Presidente Municipal, ya sea por Morena o por el PRI.

A 3 días del inicio formal del proceso electoral 2017-2018, Silva Ramos se apareció en la comunidad Montes de Armenia y puso en marcha un programa denominado “Tuxpan Firme”, que no es otra cosa más que la construcción de pisos en viviendas. Silva, se tomó fotos y video trabajando como albañil, al viejo estilo de su protector Fidel Herrera Beltrán.

Sin embargo, lo que levantó críticas fue el hecho de que toda la comitiva que acompañaba al Legislador Federal, incluida su nueva esposa, se sentó a la mesa de una humilde familia y arrasaron con toda la comida. Tan pronto salió de ese lugar, Beto Silva publicó en su cuenta de Facebook: “Gracias por el Mole”.

Desde junio de 2015, después de ganar en forma apretada la elección federal, Silva Ramos se fue de Tuxpan, enojado por la falta de respaldo ciudadano en las urnas. Nunca se le volvió a ver en este municipio, hasta apenas el día 11, que estuvo en Montes de Armenia.

El Diputado lleva sobre sus hombros un proceso judicial en su contra, derivado de su ejercicio como funcionario del Duartismo. También carga con el recuerdo de los Tuxpeños, que no lo olvidan por haber dejado una deuda de 220 millones de pesos y pagos pendientes a proveedores y contratistas.

El evento del Cisne en una comunidad rural, no es casualidad, sino más bien, una estrategia orientada a sacar provecho político de las familias en extrema pobreza. De hecho, no es el único que recorre la zona rural de Tuxpan entregando apoyos, los panistas también andan en lo mismo.

OPERACIÓN ”CUERVO” EN COMUNIDADES POBRES

Los programas oficiales y particulares como “Tuxpan Firme”, Veracruz Comienza Contigo”, “Prospera” , Procampo Productivo” y otros más forman parte de una estrategia a la que se le conoce en Tuxpan, como “Operación Cuervo”, pues en ella participan políticos que son como aves de rapiña y que además, son “aves de mal agüero”.

En todas estas acciones usan recursos públicos y están orientadas a ganarse el cariño político de las familias más humildes de Tuxpan. Estos políticos intentan sacar provecho del analfabetismo que prevalece en las comunidades rurales y de 76 mil ciudadanos registrados como pobres en el municipio.

Mientras por un lado, Silva Ramos va por los pobres del sur del municipio, en la llamada ruta a Tihuatlán, en otro frente, los panistas y su programa “Veracruz Comienza Contigo” reparten despensas en la ruta de Los Kilómetros.

Recientemente, en el Kilómetro 18, Indira de Jesús Rosales San Román, Delegada Estatal de la Secretaria de Desarrollo Social y del delegado regional de esta misma dependencia, José Clemente Campos Pérez (ex dirigente municipal del PAN), entregaron despensas a 464 familias y presumieron que en Tuxpan ya habían otorgado 5,180 apoyos.

El Senador Héctor Yunes Landa anunció, en esta ciudad, que interpondrían las denuncias correspondientes, por el uso de programas oficiales de combate a la pobreza, con fines políticos.

Pero, mientras se investiga, el Diputado Alberto Silva y los funcionarios del PAN recorren comunidades en situación de pobreza, regalando despensas, láminas para techos y cemento para pisos.

El proceso electoral apenas ha iniciado y es un hecho que veremos cosas peores conforme se acerca el día de la jornada electoral local y federal.

Comments

comments