Siembran “palo volador”, niños voladores preservan su cultura

PAPANTLA, VER.- Al anunciar que se han tenido alcances favorables en el proyecto para reforestar el árbol de palo volador, donde se involucran a las cinco escuelas comunitarias de Niños Voladores del municipio, Narciso Hernández Jiménez, presidente del Consejo de Voladores, destacó que actualmente se tienen al menos mil plantas a las que se les está cuidando y preservando, explicó.

“El objetivo es recuperar la diversidad de plantas que se requieren para realizar el ritual, como la palma y el cedro, por lo que confiamos que este es un proyecto exitoso, ya que lo ha llevado acabo el Consejo de Voladores, en colaboración con las autoridades, y aunque es un proyecto a largo plazo, a medida que los árboles crecen, lo hacen también nuestras nuevas generaciones”, detalló.

Lamentó que el ritual sagrado sea considerado como un espectáculo o un show. “Ser volador, es entregar la mente y el alma en ofrenda, es un compromiso, una responsabilidad. El ritual sagrado de los voladores no es una atracción turística o un performance, va más allá, tiene un sentido más profundo”, dijo.

Al recordar a Nicolás San Martín García, el volador que murió tras caer del palo volador, en diciembre de 2013, durante la inauguración del parque ecológico Kiwikgolo, el entrevistado destacó que se han reforzado las medidas precautorias durante el ritual, por petición del Consejo. “Se les pide hacer chequeos médicos a los danzantes para evitar percances, antes de realizar cualquier participación, se evalúa y platica con ellos”, finalizó.

Juan Olmedo

Comments

comments