Sergio Velasco captura el poder del Volcán

Con su fotografía titulada El poder de la naturaleza, el colimense Sergio “Tapiro” Velasco obtuvo el primer lugar del concurso de fotografía Travel Photographer of the Year 2017, de la revista National Geographic.

“Es una imagen del Volcán de Colima durante una explosión moderada el 13 de diciembre de 2015, lo que hace extraordinaria esta fotografía es que hay un rayo que surge de la columna de ceniza y que precisamente toca uno de los costados del volcán”, señaló el fotógrafo profesional en entrevista con la Agencia Informativa Conacyt.

Dijo que esta fotografía ya es emblemática de Colima, además de un documento científico que permitirá a investigadores el análisis de las descargas eléctricas en el curso de una violenta erupción volcánica. Hasta ahora no existían muchos documentos visuales que permitieran apreciar este fenómeno con un nivel tan alto de calidad técnica.

Explicó que la fotografía fue analizada en los dos concursos, en su archivo original, para demostrar que no era una alteración por medio de software o Photoshop.

Al pie del volcán

Desde hace 15 años, Tapiro ha fotografiado el Volcán de Fuego de Colima, el cual se ha convertido en su proyecto de vida.

“En un principio, el acercamiento fue totalmente visual, encaminado a hacer fotos de paisaje, que fueran diferentes a las postales o las fotos que veía en los libros. Yo quería hacer fotos distintas y así fue como empecé, y posteriormente tuve un acercamiento antropológico y científico”, expresó.

Recordó que cuando tomó esta instantánea, el Volcán de Fuego de Colima tenía una actividad intensa, ya que estaba produciendo explosiones con columnas de ceniza, entre tres y cuatro kilómetros en su mayoría, y de vez en cuando podían verse algunas descargas eléctricas.

“Yo no sabía que me iba a encontrar ese 13 de diciembre de 2015 con un rayo que medía más de 600 metros de longitud. Fue tan grande el rayo, que fue captado en la cámara, que iluminó parte del paisaje volcánico y la ceniza que estaba flotando y la columna de ceniza que emergía de la explosión”, detalló.

Reconoció que la foto nocturna requiere de habilidad y de técnica para poder lograr que sea buena. En este caso, Sergio Velasco estaba experimentando con la velocidad.

“Esta foto corresponde a un experimento, donde hice una serie de tomas de ocho segundos para tratar de controlar la ceniza y que no se viera movida. Los parámetros con que la tomé fueron: velocidad ocho segundos; ISO, tres mil 200; diafragma F/2.8, con un lente 70-200, puesto a 195 milímetros y la tomé con una cámara Canon EOS 6D”, explicó.

Hasta la fecha, Tapiro cuenta con más de 350 mil fotografías del coloso que se ubica entre los estados de Colima y Jalisco, lo que significa que retrata muchos instantes, no solamente cuando está con una mayor actividad. Además desarrolla la técnica de cámara rápida, lo que en inglés se conoce como time-lapse, para mostrar diferentes sucesos del coloso que, por lo general, acontecen a velocidades muy lentas. También ha creado videos con series de fotos.

“Con esta fotografía se está hablando de México y Colima en todo el mundo, lo que es maravilloso para mí porque como fotógrafo de naturaleza considero que si ayudamos a divulgar las bellezas de nuestro país, pues obviamente vamos a contribuir a la preservación de estas”, afirmó el miembro de la Comunidad Mexicana de Fotógrafos de Naturaleza (CMFN).

 

CONACYT

 

nyo

Comments

comments

Acceso a La Opinión Digital


Recuperar contraseña