Senador de EE.UU. lanza campaña para expulsar a Corea del Norte de la ONU

Corea del Norte debería ser expulsada de Naciones Unidas, le dijo a CNN este martes un senador de Estados Unidos que está presionando a otras naciones para que apoyen la idea.

El senador republicano Cory Gardner, de Colorado, quien hace parte de la Subcomisión de Relaciones Exteriores sobre el este de Asia, les está pidiendo a 21 países con embajadas en Pyongyang que corten los lazos económicos y diplomáticos y apoyen la expulsión de Corea del Norte de Naciones Unidas.

“Este es el momento de aislar diplomática y económicamente al régimen, hasta que se comprometa total e irreversiblemente con una desnuclearización pacífica”, dijo el senador en una carta.

En una entrevista con CNN, Gardner explicó sus motivos: “Tenemos que dejar claro que si quiere ser parte del entorno de líderes mundiales, debe dar un paso atrás y abandonar el programa nuclear. Si lo hace, podría ser bienvenido de nuevo”.

Cuatro países han expulsado a sus embajadores de Corea del Norte desde que el país lanzó su última prueba nuclear, el pasado 3 de septiembre: España, México, Perú y Kuwait. Además, Egipto y Filipinas redujeron sus lazos con ese país.

El gobierno del presidente Donald Trump ha estado presionando a varios países para que corten sus relaciones con el régimen norcoreano. Estados Unidos, como al menos 24 naciones más, no tiene relaciones diplomáticas con Corea del Norte.

Naciones Unidas ha respaldado algunos de los esfuerzos del gobierno de Trump para sancionar a Corea del Norte, incluyendo nuevas sanciones que prohiben las exportaciones de carbón y limitan las importaciones de petróleo.

Pero un exfuncionario del gobierno de Barack Obama advirtió que expulsar a Corea del Norte de la ONU podría ser inconveniente.

“Si expulsan completamente a Corea del Norte de la comunidad internacional, ¿entonces qué canales de comunicación o influencia quedan?”, dijo Vali Nasr, decano de la escuela de Estudios Internacionales Avanzados de la Universidad Johns Hopkins. ¿Qué incentivos tendría Corea del Norte para comprometerse en una negociación sobre desnuclearización?”, se preguntó.

Y planteó otras preocupaciones por la idea del senador Gardner: los países no quieren comenzar una tendencia de boicotearse unos a otros, se perdería un potencial canal extraoficial para discutir con Corea del Norte y el régimen de Kim Jong-un reaccionaría negativamente.

Sin embargo, Gardner cree que una expulsión de la ONU motivaría al líder norcoreano a dar marcha atrás en su programa armamentístico.

Para que un país sea expulsado de la ONU se necesita el voto de la mayoría de los miembros de la Asamblea General, según un vocero de Naciones Unidas. Nunca un país ha sido expulsado, aunque Yugoslavia fue suspendida en la década de 1990, antes de su desintegración.

La delegación norcoreana en la ONU, que este martes se salió del auditorio antes de que Trump empezara su discurso, no pudo ser contactada para dar su opinión al respecto. Pero los medios estatales de ese país han dicho que ninguna sanción detendrá el programa nuclear y el de misiles, y este lunes el ministro de Relaciones Exteriores de Corea del Norte dijo que las más recientes sanciones de la ONU eran “brutales, antiéticas y un acto inhumano de hostilidad para exterminar físicamente a la gente” de Corea del Norte.

En mayo, después de que Gardner dijo que Kim era un loco, los medios estatales norcoreanos calificaron al senador como “suciedad humana… que ha perdido el juicio básico y el vello corporal”.

 

CNN en Español

Comments

comments