¡Secuestró a su novia, la mató y la enterró!

Tras secuestrar a su novia e intentar cobrar un rescate por ella, el docente Rufino Lara Estrada, de 57 años de edad, decidió asesinar a la mujer, toda vez que la dama opuso resistencia; el feminicida utilizó el patio de la casa de quien fuera su novia, para ahí enterrarla. Pero días después fue descubierto.

Tras la denuncia de la desaparición de ella, los elementos antisecuestros efectuaron las indagatorias, por lo que ayer la Policía Ministerial detuvo al docente feminicida quien no negó los hechos.

Lara Estrada se desempeñaba como catedrático de música e inglés en escuela particular de Tampico, Tamaulipas. Luego de su detención, el asesino narró con lujo de detalle cómo acabó con su novia.

Este señaló que el pasado 30 de junio, privó de su libertad a su novia, de nombre María del Pilar Arteaga Ruiz, de 40 años de edad, misma que se desempeñaba como cajera de una tienda de autoservicio de la zona.

El docente confesó que planeó el secuestro en el domicilio marcado con el número 403, de la calle Lázaro Cárdenas, de la colonia Magdaleno Aguilar, sin embargo ella opuso resistencia, por lo que la golpeó con un block en la cabeza dejándola inconsciente.

Al percatarse que ya no contaba con signos de vida, realizó una fosa en la parte posterior de la vivienda de esta donde finalmente la enterró.

Aparentemente el homicida pidió una fuerte cantidad a los familiares de ella para su liberación y tras no conseguir su objetivo, la mató.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acceso a La Opinión Digital


Recuperar contraseña