Se suman al cuidado de animales, en la villa

Tamiahua, Ver.- Conscientes de que la vagancia animal es un problema que afecta y genera molestia entre la población, grupos juveniles y religiosos se han dado a la tarea de implementar medidas para dotar de agua y alimento a perros y gatos callejeros.

Esta medida consiste en instalar recipientes con agua y otros más con comida en zonas públicas de mucha afluencia, y de ser posible cerca de los contenedores de basura.

Uno de los primeros lugares en que se implementó está acción fue sobre la lateral de la Parroquia Santiago El Pescador, donde sobre las jardineras se pueden observar recipientes con agua fresca y algunos platos con alimentos para que los perros que viven en la calle puedan sobrevivir.

Áreas verdes, patios, banquetas y hasta asociaciones gubernamentales han adoptado dicha medida para apoyar a estos desafortunados caninos que fueron abandonados desde cachorros y que al no contar con una familia que los atienda y los cuide tienen que buscar la forma de subsistir bajo sus propios medios.

“No es su culpa que no tengan familia, al contrario, la vagancia animal es culpa de personas irresponsables que los dejaron a su suerte o que se olvidan de esterilizarlos”, indicó Melanie Robles.

Los activistas continuamente acuden a rellenar los recipientes de agua o croquetas, añadiendo que, pese a no tener un hogar, los animales no son agresivos.

Comments

comments