Se reúnen para evaluar avance de movilización

IXTACAXTITLÁN, PUE. – A cinco años de iniciar un movimiento contra la instalación de la empresa canadiense Almaden Minerals, para operar una mina al aire libre para la extracción de plata y oro, mujeres de Ixtacamaxtitlán, integrantes de esta lucha, se reunieron para evaluar las acciones que han emprendido desde entonces.

Destacaron que hasta ahora lograron un amparo que mantiene paralizada el inicio de la mina, pero desde sus trabajos iniciales se empezaron a notar los graves daños, de los cuales nunca revirtieron, como es el caso de la localidad de Tenamigtic, donde el agua entubada empezó a llegar a los hogares muy sucia y la gente se enfermó.

En su llegada a la Sierra Norte, los canadienses sacaban bolsas con tierra, mas nunca revelaron sus verdaderas intenciones, pues lo que hicieron en ese entonces, hace ya varios años, fue confirmar que en estos cerros había oro y plata.

Las mujeres indígenas tienen un mismo objetivo, que es seguir luchando para que ese proyecto que sigue paralizado por un amparo que obtuvieron de un juez, “definitivamente sea cancelado, pues no debemos permitir que personas de otros países puedan explotar las riquezas naturales, pues no solo vienen a llevarse los metales, también vienen a desaparecernos a nosotros”.

Al hacer uso de la palabra, algunas destacaron que “nuestros antepasados legaron la madre tierra; entonces nosotros tenemos que salvaguardarla también para heredarla a nuestros hijos, a nuestros nietos, a quienes vendrán después”.

El gran temor de las mujeres indígenas de esta zona, es que las bellezas naturales sean devastadas totalmente por proyectos como la minera, que van a destruir bosques, contaminar ríos, arroyos y a desaparecer manantiales, así como un daño irreversible de la flora y fauna.

Comments

comments