Se quedaron sin clases

Cerca de 600 alumnos se quedaron sin clases la mañana de este lunes, luego de que grupo de padres de familia tomaron las instalaciones de la primaria “Donato Márquez Azuara”, en demanda de la reinstalación de par de docentes y una intendente.
Dicha acción la iniciaron desde el domingo por la noche, encabezados por el señor Artemio Fernández Jiménez, quienes en ese momento recibieron a la supervisora escolar Pilar García Cuallo, quien luego de escucharlos, les contestó que el asunto estaba fuera de su competencia.

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *