Se precipitó a un barranco en Álamo

Álamo, Ver.- Un ebrio residente de la localidad Puerta Siete estuvo a punto de morir la noche de este domingo, luego de que el vehículo que conducía se precipitó a un barranco a orilla de la carretera nacional, presuntamente por esquivar un autobús de pasajeros de la línea Futura que le había invadido carril.

El accidente se registró alrededor de las 21:30 horas a la altura de la colonia Adolfo López Mateos, a escasa distancia de la entrada hacia el puente “José López Portillo”, cuando Rogelio Castillo Torres, de 32 años, transitaba a bordo de un automóvil Dodge, tipo Neón, color negro, placas de circulación YHB-39-67 del estado, con dirección hacia su domicilio.

Castillo Torres resultó con diversos golpes contusos y escoriaciones, pero sin ninguna lesión grave, mientras que su automóvil quedó seriamente dañado en su carrocería, precisamente sobre la portezuela del lado del chofer, al fondo del abismo cuya profundidad es de aproximadamente diez metros.

El percance movilizó a los cuerpos de emergencia, por lo que al sitio arribaron ambulancias de Cruz Roja y del servicio EMS; sin embargo, después de ser valorado por los socorristas, el accidentado se negó a ser trasladado a algún nosocomio.

También arribaron elementos de Tránsito Estatal para tomar conocimiento de los hechos, en tanto efectivos del Mando Coordinado y de Protección Civil abanderaban el área para prevenir más accidentes.

Comments

comments