¡Se perdió la Plaza Cívica!

Tamiahua, Ver.- La villa de Tamiahua ha perdido su plaza cívica, debido a que la Alcaldesa Citlali Medellín, entregó ese espacio a la iglesia católica, con el argumento de que nunca fue del ayuntamiento. De ahora en adelante, este sitio de reunión ya es de la Parroquia Santiago el Pescador.

Ayer mismo, el gobierno municipal anunció que en ese momento estaba otorgando el reconocimiento jurídico de la conocida “Plaza Cívica” a la Iglesia Católica. “Con esto se devuelve un bien que siempre había pertenecido a las autoridades eclesiásticas”, citó la autoridad gubernamental.

Algunas personas mayores de esta villa recordaron que antes había un parque infantil, propiedad del ayuntamiento y un pasillo que dividía el terreno de la iglesia y el espacio público. En resumen, la Plaza Cívica era un espacio de propiedad compartida.

El anuncio de que ya se perdió la plaza causó desconcierto y muchas interrogantes, entre ellas, el por qué se le estaba entregando este enorme espacio a la iglesia, siendo que ahí, siempre fue el lugar de reuniones cívicas y ahí se rendía tributo a Miguel Hidalgo.

El ayuntamiento aseguró que este espacio siempre fue de la iglesia y solo se le está devolviendo. Además, también anunciaron que se invertirán recursos para mejorar la fachada del templo católico, se construirán jardineras, iluminación y rehabilitación completa.

No queda claro si el cabildo autorizó que se inviertan recursos públicos a la iglesia católica o si se cumplieron todos los requisitos legales para esta acción. La semana pasada, de hecho, se estaba pintando la iglesia con tonos verdes, pero, después de las críticas, modificaron el color.

El gobierno de Citlali Medellín insistió que la plaza cívica nunca le perteneció al ayuntamiento. “Al César lo que es del César, nunca fue del Ayuntamiento”, respondió así a los cuestionamientos.
Según el gobierno municipal, se construirá una nueva plaza cívica, pero, la pregunta es, dónde y con qué recursos, pues, según está pidiendo cooperación para ingresar a la playa, porque no hay dinero.

El gobierno municipal tampoco ha dado a conocer públicamente a dónde fue a parar el monumento a Hidalgo, dónde lo colocarán y cuál será el nuevo espacio para eventos cívicos.
Todos coinciden en que una decisión de este tipo debió ser consensada y se debió tomar en cuenta a la ciudadanía.

Comments

comments