Se gastó 100.000 euros en YouTube

Como muchos niños de su edad, José Javier, un estudiante de primero de la ESO de 12 años que vive en la localidad alicantina de Torrevieja, soñaba con emular a algunos de sus ídolos digitales y hacerse rico y famoso como youtuber. Pero cometió un error y lo que él creía que le iba a servir para cobrar por anuncios que aparecerían asociados con sus vídeos en realidad eran órdenes de inserción de publicidad en estos vídeos que le estaban costando dinero. Google le ha reclamado en torno a 100.000 euros por publicitarse a través de su aplicación Google Adwords.

Después del revuelo causado con este caso, Google envió a primera hora de la tarde (en España) este comunicado: “Hemos analizado este caso y no hemos recibido dinero por parte de este usuario. Vamos a proceder a cancelar el saldo pendiente de AdWords. Muchos servicios online, incluyendo Google AdWords, tienen restricciones de uso por edad. Sabemos lo importante que es mantener el entorno de la familia seguro en Internet por eso los padres pueden encontrar información sobre cómo hacerlo en el Centro de Seguridad Familiar de Google”.

“Yo no sabía dónde se había metido mi hijo”, ha explicado hoy a El PAÍS su madre, Inma Quesada. Según su relato, todo comenzó a mediados de agosto, cuando el chico contrató por error un servicio de la multinacional dedicada a dar publicidad y posicionar vídeos y webs de internautas en la red.

Tanto él como otro amigo que le acompañaba en esta aventura online pensaban que habían contratado otro producto y que iban a percibir dinero por la publicidad que generaran sus vídeos. Él toca en una banda de música de Torrevieja llamada Los Salerosos y solía colgar grabaciones de sus actuaciones en Youtube. “Pensaba que estaba ganando dinero y no al revés”, relata su madre “y quería comprar instrumentos para la banda y cosas así, aunque a su amigo también le dijo que si se hacían ricos tendría una mansión”.

José Javier facilitó un número de cuenta propio que su familia le había abierto para ahorrar y que se pagara en el futuro, entre otras cosas, “el carné de conducir”.

Con información de El País

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *