Se dedicaban al secuestro en Tihuatlan

Compartir en:

Elementos de la Secretaría de Seguridad Pública del municipio de Tihuatlán han logrado desmantelar una banda delictiva dedicada al secuestro en los municipios de Álamo Temapache, Tihuatlán y Cazones, la detención de tres ellos fue durante la madrugada del martes y dos más fueron al anochecer de ese mismo día, quienes ya fueron puestos a disposición de la Fiscalía General del Estado, donde se decidirá su situación jurídica.

Dos de estos presuntos secuestradores fueron detenidos en el municipio de Tihuatlán, a la altura de la localidad La Esfera, mismos que se identificaron con el nombre de Eduardo Romero “N”, de 18 años de edad; y Alejandro Cabecera “N”, de 21 años de edad, a quienes se les aseguraron 25 bolsas transparentes con el contenido de hierba seca con características similares a la marihuana.

Así mismo, les fue asegurada una camioneta de la marca Jeep Patriot color verde, con placas de circulación XZN522A del estado de Veracruz, la cual cuenta con reporte de robo y se sabe que estos sujetos la despojaron de su propietario el pasado domingo por la tarde en la autopista México – Tuxpan, a la altura de la comunidad Zapotal Santa Cruz quedando a disposición de la autoridad competente.

Es de mencionar que Eduardo Romero “N” y Alejandro Cabecera “N” pertenecen a una banda delictiva y ya suman cinco detenidos con los tres sujetos que fueron asegurados la madrugada del martes en el ejido Lázaro Cárdenas mejor conocido como Kilómetro Seis, así como de estar involucrados en varios secuestros del municipio de Álamo Temapache, Tihuatlán y Cazones de Herrera, por lo que tendrían que ser investigados por la autoridad competente.

Extraoficialmente se ha logrado saber que Julio César “N”, Ramón “N” y Carlos Alberto “N”, detenidos la madrugada de este martes, son los principales intelectuales del secuestro de una comerciante en el municipio de Álamo, a quien le recogieron una camioneta Crossfox por el pago de su rescate, esperando que sean castigados conforme a la ley, ya que han sido detenidos en dos ocasiones y han logrado recuperar su libertad.

Por Víctor Bustamante Leal