Se decía de la “maña” y lo ejecutaron

Luego de hacerse pasar como integrante de una célula criminal y aterrorizar a vecinos, un repartidor de pizzas fue ejecutado la madrugada del martes en la zona centro de Tihuatlán. Ayer sus familiares reclamaron el cuerpo ante las autoridades y rindieron las primeras declaraciones.

El ahora occiso fue identificado como Carlos Alfredo Herber Pérez, tenía 22 años de edad y vivía en la colonia San Francisco de Asís, en la zona centro de Tihuatlán.

Las primeras investigaciones permitieron conocer que Carlos Alfredo había sido detenido por la Policía acusado del delito de amenazas de muerte en agravio de un comerciante de la villa tihuateca, a quien le pedía dinero por concepto de cuotas; el susodicho fue puesto a disposición de la fiscalía pero logró salir bajo fianza.

Se supo también que dicha persona mantenía atemorizados a varios vecinos, pues se ostentaba como miembro de una organización criminal y amedrentaba a varias personas.

De acuerdo a lo informado por vecinos, la madrugada del martes, el también repartidor de pizzas era perseguido por sujetos armados que al tenerlo a la vista le dispararon a quemarropa; murió al instante. Personal forense se encargó de las diligencias de ley y recogieron varios casquillos en la escena del crimen.

La Policía Ministerial de Tihuatlán indaga al respecto para el esclarecimiento del asesinato, aunque otras personas dieron a conocer que pudo tratarse de un ajuste de cuentas.

POR CLEMENTE HERNÁNDEZ REYES

Comments

comments

Acceso a La Opinión Digital


Recuperar contraseña