Se arrojó de un puente, sospechan que era perseguido

Pueblo Viejo, Ver.- Por motivos desconocidos, un joven de apenas 25 años se arrojó del puente Tampico hacia el río Pánuco, pero a pesar de la altura de varias decenas de metros, sobrevivió, siendo auxiliado por boteros del paso 106, en Mata Redonda de Pueblo Viejo, quienes lo llevaron a la orilla y de ahí a un hospital del sur de Tamaulipas, por socorristas de Cruz Roja.
Aunque no hay una versión oficial sobre el motivo de su acción, se informó que el sujeto lleva por nombre Felipe Amaro García, residente de Tampico.

Autoridades locales mencionan que posiblemente intentó suicidarse, aunque, por la rapidez con que arribaron al sitio de los hechos, los elementos de la Policía Federal y Estatal, también pudo estar huyendo de estas autoridades, por lo que decidió arrojarse de la enorme estructura, para escapar.

“No se saben los motivos, aunque es casi un milagro que se haya salvado, porque nos reportan que se lanzó desde la parte más alta, pero cayó de pie al agua, por eso no se destrozó órganos internos, llegó Cruz Roja de Tampico y lo trasladó a un hospital de ese municipio”, indicó Silvestre Aguilar Medellín, comandante de la Policía Municipal de Pueblo Viejo.

El jefe de Seguridad Pública expuso que los elementos de la Policía Federal y Estatal arribaron en pocos minutos al Paso 106 de Mata Redonda, donde el joven fue rescatado por los boteros, de ahí la sospecha de que era perseguido.

Se dio a conocer que Felipe Amaro García se recupera en el Hospital General de Tampico.

Comments

comments