¡Se ahorcó en su recámara!

Por motivos que se desconocen, un residente de la colonia Francisco Villa de la localidad Alazán-Potrero del Llano se ahorcó en el interior de su recámara; su cuerpo fue descubierto por su madre cuando entró para ofrecerle una taza de café.

El ahora occiso, Heriberto Hernández Cortez, de 32 años, quien se desempeñaba como empleado de la tienda departamental Coppel en la ciudad de Cerro Azul, pendía colgado a un lado de su cama, con un lazo de plástico atado del cuello a una varilla del techo de su habitación.

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *