“Santo Remedio”: El auténtico sabor mexicano en Londres

El propietario del restaurante mexicano “Santo Remedio”, Edson Díaz-Fuentes, que ha recibido excelentes críticas culinarias, afirmó que su restaurante se distingue porque “te sientes como en tu casa” y la comida “es tradicional y moderna a la vez”.

El mexicano originario de la Ciudad de México abrió el restaurante a unos pasos del Río Támesis con excelentes reseñas que lo describen como un lugar con “gran comida y gran ambiente” (The Times).

Los propietarios, Díaz-Fuentes y su esposa Natalie, convivieron con la comunidad mexicana en esta ciudad en Tequila Talks, una serie de charlas de mexicanos talentosos organizadas por el Consulado de México en Londres.

“Le pusimos Santo Remedio porque es la expresión que usamos en México cuando resolvemos algo de manera ingeniosa” señaló Díaz-Fuentes.

La pareja quería fundar en Londres un restaurante mexicano que “coincidiera con nuestro estilo” y que ofreciera comida “moderna, adaptable y muy tradicional”.

Durante la charla, el mexicano compartió los esfuerzos detrás de la apertura del restaurante que se encuentra en una esquina privilegiada, a unos pasos del metro de London Bridge y en la bulliciosa zona de bares y restaurantes de moda.

“Es picoso, es mexicano, a la gente le gusta”, señaló sonriente y aseguró que “estamos sorprendidos con la respuesta de la gente este primer año. Mucha de la clientela viene de manera regular”.

Sentirse como en casa

Lo que más le interesa al chef mexicano es que la gente “se sienta bienvenida y transportada al México que a mi me gusta, con su calidez, comida rica, decoración y un ambiente hospitalario”.

El mayor reto es comunicar al personal de distintas nacionalidades y que nunca ha estado en México lo que son “los sabores y la hospitalidad mexicana para que puedan transmitirlo a los comensales.”

En un inusual día caluroso cuando los londinenses favorecen los parques a los restaurantes, el establecimiento de dos niveles se encuentra a su máxima capacidad con una clientela mixta de británicos, mexicanos y estadunidenses.

El californiano de San Francisco, Dave Mishoe, quien es cliente frecuente de Santo Remedio, señaló que se siente en casa cuando visita el lugar.

“Tiene todos los sabores que yo extrañaba de México. La gente me hace sentir relajado y cómodo. Es por mucho la mejor comida mexicana que he probado en Londres”, dijo Mishoe, quien llegó al restaurante después de un vuelo trasatlántico.

La decoración recuerda a la de una casa mexicana con plantas, azulejos, hamacas, alebrijes, floreros, lámparas de mimbre, historietas mexicanas que decoran las paredes de los baños y un bar que ofrece los mejores vinos, tequilas y mezcales de México.

Sus platillos impregnados de sabor con ingredientes que provienen del país como los chiles ahumados o los chapulines, se mezclan con los mejores cortes ingleses de chuletas de cordero, lengua de res y panza de cerdo.

Entre sus platos insignia se encuentran las costillas de res bañadas en mole oaxaqueño, el aguachile rojo de camarón con un toque de hinojo y los elotes asados.

Haciendo lo que le gusta

Santo Remedio abrió sus puertas inicialmente en el barrio hipster de Shoreditch en 2016 con un éxito instantáneo, pero tuvo que cerrar debido a un “problema con el edificio”.

Tras una fuerte campaña de crowdfunding la pareja logró reunir los recursos necesarios para reabrirlo en septiembre del año pasado en un establecimiento aún más grande – a unos pasos del icónico Puente de la Torre de Londres y de la alcaldía de la ciudad.

Díaz-Fuentes aprendió a cocinar comiendo “porque me encanta la comida” y después perfeccionó los platillos con recetas familiares y largas residencias en Oaxaca, Yucatán y la Ciudad de México para incorporar más sabores y productos regionales.

“No fui a escuela de chefs. Hacemos lo que nos gusta, no lo que estudiamos y después estudiamos lo que hacemos”, comentó Díaz Fuentes.

Antes de fundar Santo Remedio, trabajó en la cadena de restaurantes Wahaca (que fonéticamente alude a Oaxaca) como gerente de Innovación de Menús y colaboró con la chef fundadora, la inglesa Thomasina Miers.

Santo Remedio se caracteriza por su comida fresca, sencilla y creativa. Cuenta en su menú con antojitos mexicanos como guacamole con chapulines, tacos de barbacoa y flautas, así como platillos mucho más elaborados.

Tal vez ello explica que el experto en comida mexicana, Thomas Parker-Bowles, hijo de la duquesa de Cornualles (casada con el príncipe Carlos) aplaudió en su reseña periodística a Santo Remedio y lo describe como “El Acapulco del Támesis”, en alusión al esplendor del puerto mexicano en décadas pasadas.

“No hay un solo platillo malo, ni uno solo aburrido. En resumen me transporta a los puestos callejeros de México, a las taquerías y a los restaurantes cool de la ciudad”.

Santo Remedio compra ingredientes mexicanos como el queso Oaxaca de la proveedora local Gringa Diary, cuya fundadora es la estadounidense Kristen Schepp, que ante la falta de quesos mexicanos en Inglaterra decidió lanzar su propia producción artesanal.

Los chapulines, chiles secos y hojas de aguacate son importadas a través de Mextrade, del mexicano Luis Iglesias. Entretanto, Promega, fundada por la mexicana Ana Sañudo, importa los chiles serranos, tomates verdes y nopales, que son una delicatessen en Londres.

ElSolDeMexico

Comments

comments