¡Sangriento intento de robo!

ÁLAMO, VER.- Un repartidor de productos Barcel y Ricolino fue víctima de un violento intento de robo, y al defenderse resultó con varias heridas de arma blanca.

El frustrado atraco ocurrió a las 10:30 horas del miércoles en la calle Corregidora de la localidad Estero del Ídolo, cuando el trabajador bajaba de su unidad para ofrecer sus productos a una tienda de autoservicio del lugar.

Durante el atentado, perpetrado por un solitario delincuente, Carlos Arturo Gutiérrez Hernández, de 42 años, sufrió heridas cortantes en las manos y una lesión leve en el lado derecho del cuello, pero se sobrepuso al ataque y logró hacer que su agresor huyera.

En su propia versión, él arribaba al establecimiento cuando el hampón parecía estarlo esperando, y repentinamente lo abordó con un objeto punzo cortante para exigirle el efectivo que llevaba consigo.

Dijo que -al resistirse- comenzaron a forcejear, y fue cuando sufrió heridas cortantes en ambas manos: Una de cuatro centímetros en la derecha y otra de dos en la izquierda; también resultó lastimado en el cuello. El frustrado maleante huyó con rumbo desconocido, mientras testigos solicitaban el apoyo de cuerpos de socorro y de la Policía Preventiva.

Al sitio de los hechos acudió la ambulancia de Emergency Medical Service (EMS) para auxiliarlo y trasladarlo a la unidad médica familiar del IMSS, donde recibiría las correspondientes curaciones.

Elementos del mando coordinado también arribaron al sitio del suceso, pero pese a que montaron un operativo de búsqueda, no pudieron encontrar al malhechor.

ASALTAN A REPARTIDOR DE REFRESCOS

Este es el segundo atentado a trabajadores distribuidores: El sábado anterior, por la tarde, personal de un camión repartidor de productos Coca Cola fue atracado por tres sujetos desconocidos que les despojaron de varias cajas de gaseosas y de dos mil pesos en efectivo.

Los hechos ocurrieron en un camino de terracería que conduce hacia la localidad Kilómetro 33; los delincuentes viajaban en una camioneta y portaban armas de fuego, según dijeron los agraviados a la Policía del Mando Coordinado.

Comments

comments