Sac Actun, la cueva más inundada del mundo (Cenote Maya)

Entrar al mundo maya ha sido un interés general para millones de turistas que visitan la Península de Yucatán cada año, sus ciudades, construidas en medio de una selva densa y profunda, han salido a la luz en las últimas décadas, hoy los hallazgos continúan y para Tierras Mayas es un privilegio poder invitarte a visitar, conocer, ser parte de estos descubrimientos que salen a la luz y que sin duda están por cambiar y ampliar nuestra visión de la riqueza de la cultura maya clásica.

Sac Actun, la cueva inundada más grande del mundo, ha sido reconocida como tal muy recientemente, apenas comenzando el 2018. Un equipo de exploradores y arqueólogos logró conectar dos galerías subacuáticas cerca de Tulum, uno de los centros más impresionantes de la civilización mayaclásica. En total suman 350 kilómetros con centenares de restos arqueológicos de los primeros pobladores de América. Este proyecto fue encabezado por Robert Schmittner, quien trabajó durante veinte años para encontrar la unión entre las cuevas. “Es una de las últimas fronteras yodiseas humanas. Posiblemente estamos ante una de las zonas arqueológicas más importantes del planeta“, comenta el arqueólogo Guillermo De Anda, del Instituto Nacional de Antropología de México, director de este proyecto bautizado como Gran Acuífero Maya.

Este descubrimiento se une a otros tantos realizados en los últimos años, la visión moderna sobre esta cultura no está haciendo más que crecer yexpenderse, probablemente tú, querido viajero, estás leyendo estas palabras porque has decidido, o estás por tomar la decisión, de agarrar la maleta, subir al avión y despertar una mañana en las playas del caribe en medio de la selva, muy cerca de las ciudades que crearon y abandonaron los mayas hace cientos de años.

Los cenotes (del maya ts’ono’ot: caverna con agua) se consideraban portales o ventanas al mundo de los muertos, el sitio al que se conducían es llamado Xibalba, un lugar donde moran la naturaleza misma , los antepasados y los seres sobrenaturales de la cultura maya.

Tenemos hoy en día constancia del uso que los mayas dieron a estos espacios sagrados, el cual en gran medida sigue permaneciendo hasta nuestros días

 

Comments

comments