Rusia asegura haber matado al ‘ministro de guerra’ del ISIS en un ataque aéreo

El Gobierno ruso ha anunciado este viernes la muerte del considerado ministro de guerra del Estado Islámico (ISIS, en sus siglas en inglés), Gulmurod Jalímov, en un bombardeo de la aviación rusa junto a la ciudad de Deir Ezzor, en el este de Siria. En el mismo ataque fueron aniquilados, según el Ministerio de Defensa ruso, cerca de 40 yihadistas, entre ellos otros cuatro responsables del grupo.

El ataque aéreo, precisa en un comunicado Defensa, destruyó un centro de comunicaciones y un puesto de mando subterráneo donde se encontraban reunidos varios cabecillas del ISIS. “Se estableció que en la reunión se hallaba el ‘ministro de guerra’ de la organización terrorista internacional Estado Islámico, Gulmurod Jalímov, quien murió a causa de una herida”, agrega la nota.

Según Defensa, en el bombardeo murieron también el emir de Deir Ezzor, el yihadista saudí Abu Muhammad al Shimali, de 37 años, considerado uno de los líderes clave del Estado Islámico y por cuya captura Estados Unidos ofreció en 2015 una recompensa de cinco millones de dólares. Al Shimali aparece en la lista de terroristas de Naciones Unidas por ser el responsable de fronteras, facilitador desde 2014 del paso de combatientes extranjeros desde Turquía a Siria.
Jalímov era jefe de las fuerzas especiales de la policía de la antigua república soviética de Tayikistán cuando desertó en abril de 2015 para anunciar un mes más tarde su incorporación al grupo terrorista en un vídeo difundido por la organización terrorista.

En ese vídeo, el exjefe policial llama a los efectivos de las fuerzas de seguridad y a los emigrantes tayikos en países como Rusia a coger las armas. Según el Departamento de Estado de EE UU, Jalímov, alias al-Tadzhiki (el Tayiko), asistió a varios cursos de instrucción antiterrorista entre 2003 y 2014 realizados en territorio estadounidense.

El Ejército ruso interviene en Siria desde septiembre de 2015 en apoyo del régimen de Damasco. Gracias a este respaldo, el Ejército sirio consiguió una importante victoria el martes al romper el cerco de uno de los dos enclaves gubernamentales de Deir Ezzor sitiados por los yihadistas desde 2015.

El País

Comments

comments