Robert Downey Jr., del infierno de las drogas al estrellato | La Opinión de Poza Rica

Robert Downey Jr., del infierno de las drogas al estrellato

Sin duda, uno de los actores más versátiles, carismáticos y taquilleros de Hollywood se llama Robert Downey Jr. El Salón de la Fama de California lo acogió en el año 2015 en reconocimiento a su extensa y brillante trayectoria, pero no ha sido fácil para el intérprete ganador de dos Globos de oro y nominado en dos ocasiones al Oscar, mantenerse en la élite mundial del cine, pues ha estado inmiscuido en problemas de adicción en la vorágine de la fama y la fortuna.

Robert Downey Jr. llegó a su fin en el papel de Iron Man en la película recién estrenada Avengers, endgame (Los vengadores, el juego final) que con tres horas de duración está acaparando taquilla en el mundo entero. El destacado actor estadunidense culmina así la era Marvel tras 11 años de interpretar a Tony Stark, como se llama en realidad el hombre de ficción que encarna al súper héroe.

Sin embargo, detrás de cámaras la vida continúa para este histrión, productor y cantante nacido en Nueva York hace 54 años, cuyo debut tuvo lugar cuando era niño, en una cinta que dirigió su padre del mismo nombre, Robert Downey Sr., de quien heredó su talento artístico, pero también, tristemente su afición a los paraísos artificiales.

Hablar del intérprete de Chaplin y de Sherlock Holmes resulta imposible sin remontarnos a su borrascosa infancia, ya que fue su padre, increíblemente, quien le dio a fumar mariguana cuando el chico tenía ocho años de edad. Su progenitor era drogadicto y cuentan que con el tiempo el irresponsable sujeto se arrepentiría de lo que había hecho con su propio hijo, pero ya era demasiado tarde. Con el paso de los años, Downey Jr., caería en el abismo del alcohol y debido a sus adicciones enfrentaría serios problemas con la justicia.

El mismo Downey Jr. recuerda que ambos consumían drogas juntos y que cuando lo hacían lograban una especie de “vínculo emocional”. “Era como si él intentara expresar su amor por mí de la única manera que sabía”, relató alguna vez.

EL SENO FAMILIAR

Escritor, actor, director, productor y cinefotógrafo, su padre compartía con Elsie Ann Ford, su mujer, la madre del niño, su pasión por las artes escénicas, pues ella también era actriz.

Pero la pareja se divorció y entonces la infancia del futuro astro del cine transcurrió de manera inestable entre la Urbe de Hierro, Los Ángeles e Inglaterra.

Sin embargo, el destino le había deparado al mismo tiempo una deslumbrante carrera artística que comenzó de pequeño haciendo papeles menores en filmes de su padre. Ya adolescente, Downey Jr., estudió en la escuela de artes escénicas Stagedoor Manor, en Nueva York, donde decidió dedicarse de lleno a la actuación.

Desde luego, se vio obligado a picar piedra incluso trabajando como camarero y como empleado en una zapatería, a la vez que participaba en algunos proyectos teatrales.

En 1983, Hollywood le brindó su primera oportunidad a través de la cinta Baby it’s you, y dos años más tarde debutó en Saturday nightlive, participando en 18 programas.

EL GRAN CHARLOT

Recién iniciada la década de los años 90 y ya consolidado como una de las estrellas jóvenes de Hollywood, el talento y el trabajo del actor lo llevaron a filmar con Mel Gibson la cinta Air America; en seguida alternaría créditos con Whoopi Goldberg y Sally Field en Soapdish, pero en 1992 le llegó la gran oportunidad de interpretar al más grande actor cómico de todos los tiempos, Charlie Chaplin, en una biografía del comediante británico que dirigió Richard Attenborough. Su actuación le valió nominaciones al Oscar, al Globo de oro y al BAFTA, conquistando este último, es decir, el Oscar del Reino Unido.

A lo largo de su prolífico andar en el cine, Robert Downey Jr. ha sido dirigido por los más importantes realizadores, tal es el caso de Robert Altman que lo dirigió en Short cuts y de Oliver Stone que lo hizo en Natural bornkillers; también lo dirigieron Ian McKellen y Jodie Foster.

Su versatilidad le ha permitido interpretar todo tipo de personajes y ha sido clave en el éxito de su carrera, pues igual lo hemos visto en el papel de un despiadado asesino que encarnando a un detective alcohólico, un editor bisexual, un vulgar ladrón o al galán romántico que lo convirtió en símbolo sexual en 1994 vía la comedia Only you, al lado de Marisa Tomei.

En televisión, la gloria y el infierno se entremezclaron al debutar en 2001 en la serie Ally McBeal, de la que fue echado, literalmente, debido a problemas con la ley por un asunto de drogas. El actor, no obstante, lejos de achicarse al contemplar un declive en su carrera,sacó carácter, repuntó y regresó al cine.

IRON MAN

Pero vendría aún algo mejor. El éxito le llegó nuevamente en 2006 al interpretar por primera vez al millonario inventor de armas, Tony Stark, en la versión cinematográfica de Iron Man, el cómic de Marvel, que en su primer fin de semana recaudó nada menos que 98 millones de dólares. Fue la primera película producida por Marvel en calidad de estudio cinematográfico.

Dos años después, conquistaría un nuevo triunfo, en esta ocasión con un coestelar en Tropicthunder, comedia de Ben Stiller donde interpretó a un soldado afroamericano en la guerra de Vietnam, para lo cual tuvo que pintarse el rostro.

Downey Jr., ha actuado en unas 80 películas, algunas de las cuales han recaudado más de 500 millones de dólares en taquilla. La revista Forbes lo ha incluido entre los actores mejor pagados de Hollywood, con ingresos de 75 millones de dólares, en los años 2013 y 2016.

EL SOL DE MÉXICO

Comments

comments