Robbie Williams le pone polémica a la inauguración de Rusia 2018

CIUDAD DE MÉXICO.

Todo iba bien con Robbie Williams en la Inauguración de Rusia 2018, en el estadio Luzhniki. Estaba cumpliendo el sueño de pisar una cancha mundialista, como británico descendiente de los inventores del deporte más popular del planeta y, de pronto, hizo una seña con el dedo medio a las cámaras que transmiten para todo el mundo.

Al parecer fue como respuesta a las críticas que le llovieron por parte de empresarios de su país y del Observatorio de los Derechos Humanos, quienes le reprocharon que Vladimir Putin, presidente ruso, usa la justa para confirmar su autoridad y él accedió a formar parte de su espectáculo.

I did it for free (lo hice gratis)”, cantó Williams alterando la frase original durante Rock DJ, señala la agencia DPA. Entonces, ante la cámara más cercana, realizó el gesto con la mano e hizo una mueca. Hasta ayer, el chico rebelde de Stoke no había dado explicación sobre si fue un impulso natural o no.

Pese a todo, Robbie la rompió con sus fans. Hombres y mujeres, pamboleros o no, esperaban su aparición en la media cancha, 30 minutos antes de que el equipo anfitrión y Arabia Saudita corrieran el esférico. Muchos lo compararon con Morrissey porque apareció excéntrico y elegante, antifashion con un traje de leopardo rojo, camisa negra desabotonada, zapatito negro y luciendo sus tatuajes en cuello, pecho y nudillos.

80 mil personas asistieron al estadio Luzhniki para la inauguración

Un hooligan más de la industria. Un amante más del balompié, que arrancó sus 15 minutos de show con Let Me Entertain You, al centro de la cancha, secundado por sus cuatro músicos de cabecera y seis bailarinas. Robbie pedía que cantaran, pero quizá los rusos y árabes no estaban tan familiarizados con una canción como ésta. Como sea, Ronaldo, el fenómeno, se robó un momento el reflector. Salió en traje, gordo, ya sin la figura atlética con la que llevó a Brasil a coronarse con dos dianas en 2002, acompañando a un niño para dar el primer toque del campeonato a Zabivaka, la mascota.

El británico se acercó al túnel del estadio sólo para desaparecer un momento y dejar que un ave ardiente introdujera al arpista ruso Alexander Boldachev y la cantante de ópera Aida Garifullina, la voz que acompañó a Robbie durante Angels, uno de sus sencillos más populares.

Según el portal Daily Mail, 800 personas estuvieron involucradas en el montaje, desarrollo y desmontaje de la producción inaugural, en la que el intérprete de 44 años también entonó su éxito Feel,  que sí se supieron muchos fans descubiertos por la TV.

Estaba por cumplir sus 15 minutos sobre el césped, cuando se acercó una vez más a la banda. La cancha estaba coloreada por las 32 banderas participantes y, de pronto, Robbie comenzó a cantar Rock DJ, que todo mundo recuerda, no por ser parte del disco Sing When You’re Winning, sino por el visceral video en el que se arranca piel y músculos, y ahora estará en la memoria por ser el soundtrack de su dedo medio.

En Twitter y en otros medios, Robbie recibió críticas previas a su participación en la inauguración del Mundial; hasta lo acusaron de “vender su alma” a “un dictador”.

En su momento, el intérprete, quien es una de las principales atracciones del Corona Capital, que se realizará en la CDMX en noviembre, no dudó en ironizar con el ritmo de vida de los oligarcas rusos en Party Like a Rusian.

AMA RUSIA
Robbie Williams tiene mucho afecto por el país anfitrión de la Copa del Mundo. Ha visitado en numerosas ocasiones su territorio y ha sido contratado por millonarios para que cante en sus fiestas.

Por ejemplo, en 2016, cuando fueron filtrados documentos de la política rusa se reveló, según el Daily Mail, que el británico fue contratado en 2014 por Román Abramóvich, empresario ruso y dueño del club de futbol Chelsea, para cantar en una fiesta para Vladi.

Excelsior

Comments

comments