Un riesgo cilindros dañados

Sierra Norte De Puebla.- Autoridades de Protección Civil de los distintos municipios de la sierra, advierten que el mal manejo de los cilindros de con capacidad desde 9, 20, 30 y hasta 45 kilogramos de gas LP, deben de estar en buenas condiciones físicas por lo que una de las recomendaciones básicas, es antes de recibir un envase a una gasera, es revisarlo detenidamente.
La finalidad es prevenir fugas de gas cuando el cilindro ya está instalado y en servicio en el hogar pues el riesgo de un incendio es mayor.

La base del envase no debe estar doblada ya que de ser utilizado en esas condiciones, puede generar que se caiga mientras este en servicio y detonar un siniestro.
Cada vez que la gasera acude a instalar un cilindro, es necesario checar que este correctamente y no haya olor a gas, es decir; que no registre una fuga.
Dentro de la cultura del manejo seguro del gas LP se destaca que tanto los cilindros portátiles como los estacionarios, deben de permanecer libres de obstáculos y preferentemente en lugares ventilados.

En el caso de los tanques estacionarios, no deben ser llenados a mas del 80 por ciento de su capacidad y las válvulas deben ser sustituidas por nuevas al menos cada cinco años, como lo marca la Norma Oficial Mexicana.

Si la persona no tiene conocimiento sobre el manejo e instalación de estos envases, debe recurrir a un técnico para revisar periódicamente las instalaciones desde el cilindro hasta la estufa y demás tubería adicional; si un tanque ya tiene diez años de vida útil, es necesario cambiarlo por uno nuevo.

Comments

comments