Reta Mancha al gobernador

Abandonado por sus propios elementos, acorralado por las acusaciones de extorsión publicadas en redes sociales por automovilistas indignados y cuestionado por su nulo conocimiento de las actividades propias de la Delegación de Tránsito en esta ciudad, Víctor Hugo Aguilar Mancha apela al parentesco con José de Jesús Mancha Alarcón, dirigente estatal del PAN, para conservar el puesto.
Desesperado por hacerse de recursos para sostener el lujoso tren de vida que lleva desde que asumió el cargo de Delegado, Aguilar Mancha presiona a los agentes y “meritorios” para que busquen víctimas entre conductores que vienen de otras ciudades y tienen la mala fortuna de caer en sus redes, además de comerciantes, a quienes tiene bajo cuota para dejarlos “trabajar”.
“A mí me puso (como delegado) mi primo Pepe Mancha y vine a trabajar por el PAN, así que el gobernador y su discurso anticorrupción no es asunto mío”; así, iracundo, con el rostro enrojecido, las sienes inflamadas por la sangre y agitado, espetó Aguilar Mancha a los agentes reunidos en su oficina la mañana de este miércoles.
Ahí, el Delegado de Tránsito exigió a los elementos salir a las calles a recolectar dinero “como sea, porque la renta de la oficina, la gasolina de las camionetas, el clima y estas comodidades que ustedes también disfrutan, no se pagan solas”, reprochó a sus esbirros.
Así, paradójicamente, mientras que el número de los automovilistas sorprendidos en operativos aumenta día tras día, los ingresos en la oficina local de Hacienda del Estado no mejoran, lo que refleja la galopante corrupción que ha impuesto como norma Aguilar Mancha al frente de la Delegación de Tránsito de Poza Rica.

Por REDACCIÓN

Comments

comments