Reina de belleza contrata a sicario para matar a su marido millonario

Miami,  (AFP) – La exreina de belleza puertorriqueña Áurea Vázquez Rijos fue hallada culpable este miércoles por un tribunal en San Juan de contratar al sicario que asesinó en 2005 a su millonario marido canadiense.

La sentencia de Vázquez Rijos, quien pasó años fugitiva en Europa, fue pautada para el 31 de enero del año próximo, dijo a la AFP la portavoz de la fiscalía, Lymarie Llovet.

“Estoy muy feliz, esto han sido casi 14 años de agonía y creo que se ha hecho justicia”, comentó a periodistas Abraham Anhang, el padre de la víctima, en las puertas del tribunal tras conocerse el veredicto.

En septiembre de 2005, Vázquez Rijos contrató a Alex Pabón Colón para que matara a Adam Anhang a cambio de 3 millones de dólares, según la acusación de la fiscalía que data de 2008.

Los 12 miembros del jurado también hallaron culpables a la hermana de Áurea, Marcia, y a su excuñado José Ferrer Sosa, por haber facilitado la negociación.

El juez Daniel Domínguez ordenó el arresto inmediato de ambos, dijo Llovet. Áurea Vázquez ya estaba bajo custodia.

El juicio en un tribunal federal estadounidense en San Juan comenzó el 21 de agosto.

El objetivo de Vázquez Rijos era “obtener ganancia financiera” con la muerte de Anhang, con quien había firmado un acuerdo prenupcial al casarse seis meses antes de ordenar el asesinato.

Anhang era un desarrollador inmobiliario canadiense con propiedades en Puerto Rico. De acuerdo a documentos judiciales, al momento de su muerte tenía un patrimonio neto de 24 millones de dólares.

“Poco después de casarse, Anhang Uster comenzó a explorar la posibilidad de divorciarse de la acusada”, señala la fiscalía en la acusación.

Pero, según los términos del acuerdo prenupcial, los beneficios que ella recibiría como viuda iban a ser mucho mayores que los que obtendría si se divorciaba.

La defensa ha dicho que apelará la decisión, según informó el diario local El Nuevo Día.

Según la fiscalía, Vázquez Rijos convocó a cenar a Anhang al Viejo San Juan para facilitar al sicario su trabajo.

Apodado “Alex el loco”, el asesino a sueldo luego confesó haber matado a Anhang el 22 de septiembre de 2005, cuando la pareja salía del restaurante. Golpeó también a la mujer, para que el ataque luciera como un robo.

Una acusación de la fiscalía de 2013 que enmendó el texto de 2008 señaló a la hermana y al excuñado de Vázquez Rijos como coautores del asesinato.

Pero la principal acusada huyó a Italia antes de que la fiscalía emitiera la primera inculpación de 2008. Allí, según la prensa local, tuvo dos hijas gemelas e instaló una agencia de viajes.

El padre de la víctima, el abogado canadiense Abraham Anhang, sospechó de ella desde que murió su hijo y se dedicó durante años a perseguirla en sus viajes por el mundo y vigilarla a través de detectives privados, hasta que consiguió armar el caso para el FBI de Puerto Rico.

Finalmente la mujer fue arrestada en España en 2013 y luego extraditada, a cambio de que no fuera condenada a muerte.

“Sabíamos dónde estaba ella todo el tiempo”, dijo Anhang padre al noticiero canadiense Global News un año después del arresto. “Pero no podíamos tocarla”.

En octubre de 2015, la rubia exmodelo asistió a una audiencia judicial en San Juan, donde dijo al juez que tenía 35 años y que en Italia había adoptado el nombre de Áurea Dominicci.

Según el Global News, Vázquez había ganado un concurso de Miss Puerto Rico Petite.

 

Debate

Comments

comments