Recién nacido al borde de la muerte

Lo que debía ser el motivo de felicidad para José Juan Perea San Martín, un humilde obrero de la construcción, de 36 años, avecindado en la colonia Villa de las Flores, se ha convertido en un calvario, luego de que el parto natural que haría ver la primera luz a su primogénito, terminó, por negligencia de un cirujano en el Hospital Regional, en una tragedia que tiene a un recién nacido al borde de la muerte.

Explicó que su viacrucis inició el 18 de octubre, cuando llevó a su esposa Selene Morales Elías al área de maternidad del hospital porque estaba a punto de dar a luz y todo transcurría normal, hasta que después de una horas se le acercó un médico, quien se negó a decir su nombre, para informarle “que mi hijo nació mal, lo que me extrañó porque unos días antes el ultrasonido mostraba todo bien”.

El recién nacido, a quien identifican como “el niño Morales Elías”, presentaba parálisis facial y derrames en el cerebro, a causa del mal uso de fórceps para forzar su extracción del tracto vaginal, según admitió el mismo médico ante Perea San Martín, quien acusa al director, Salatiel Cruz Vidal, de negarle apoyo para la adquisición de medicamentos “si el error fue de ellos”, acusa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *