Rechazan instalación de antena telefónica

Bajo la premisa de que las antenas de telefonía celular emiten radiaciones que son dañinas para la salud humana, habitantes de la colonia 18 de Marzo se oponen a la instalación de una de estas antenas en un terreno particular de la calle Roble, y exigen su reubicación lejos de dicho sector.

Este viernes al mediodía consiguieron la suspensión temporal de los trabajos, luego de que el director de Medio Ambiente, Francisco Benito Charnichart Hidalgo, reconoció frente al residente de la obra, Luis Ruiz, que la compañía Operadora de Sites Mexicanos S. A. de C. V. no contaba con los permisos de impacto ambiental por parte de las autoridades municipales.

La noche anterior, un centenar de vecinos se había reunido en la vía pública de la colonia para organizarse y difundir su rechazo a la instalación de la mencionada antena, sobre todo porque aseguraban que la empresa solo convino con los dueños del predio, pero nunca tomaron en cuenta la opinión de los residentes.

Uno de los vecinos más afectados, Ricardo Bustillos Rivera, cuyo terreno colinda con el de los propietarios que están arrendando el espacio para la citada instalación, dijo que él y los demás habitantes de la colonia, se dieron cuenta de la situación hasta que vieron los trabajos de excavación.

“Creo que la dueña del terreno tiene derechos dentro de su propiedad, pero realmente sus derechos terminan donde empiezan los míos como vecino. Yo estoy preocupado por la salud de mi familia, de mis vecinos; sabemos las consecuencias que pueden llegar a tener las radiaciones, aunque no sé el impacto ambiental”, apuntó.

Esa noche, los inconformes acordaron cerrar desde temprano parte de la calle Roble para externar su preocupación, y al mediodía se reunieron con el encargado de la obra para exigirle una explicación sobre los trabajos y las consecuencias que podría acarrear una antena de dicho tipo.

Durante el encuentro, el responsable de esas acciones mostró las licencias de uso de suelo y de construcción emitidas por la Dirección de Obras Públicas con fecha del pasado 27 de marzo, pero reconoció que el permiso sobre impacto ambiental se encuentra en trámite, además de que tampoco cuenta con licencia para el cambio de uso de suelo.

Más tarde arribó el director de Medio Ambiente, Charnichart Hidalgo, y tras varios minutos de intervención, anunció que la obra quedaría suspendida todo el fin de semana y citó al encargado de esta a reunirse con él el próximo lunes al mediodía para definir lo conducente.

Sin embargo, aunque esta decisión fue aceptada por los inconformes, la exigencia principal de reubicar la obra continúa latente, bajo advertencia de irse, en todo caso, a un amparo contra la compañía.

Comments

comments