Quetzalcóatl es mucho más que una serpiente emplumada, es el rey del pop entre los dioses prehispánicos de México

Todos hemos escuchado hablar de Quetzalcóatl, la mítica serpiente emplumada que era el dios más poderoso para los teotihuacanos, mexicas, toltecas, olmecas y mayas, aunque para estos últimos se denominara Kukulcán. Esta deidad representa la dualidad entre la condición física del hombre, por su cuerpo de serpiente, y su parte espiritual, por sus plumas.

Quetzalcóatl, según la mitología mexica, tenía un gemelo malvado, el dios de la oscuridad, llamado Tezcatlipoca, y mientras Quetzalcóatl era el creador del mundo, Tezcatlipoca lo destruía, sin embargo, la parte luminosa de esta dualidad es la que ha aparecido una y otra vez en historias contemporáneas diversas, es protagonista de canciones y poesías, se identifica también con el planeta Venus, primera estrella de la tarde, o la última que deja de mirarse al amanecer.

La confusión mexica

Con la llegada a nuestras tierras de Hernán Cortés, los mexicas asumieron que ese hombre rubio y barbón era la encarnación misma de Quetzalcóatl, por haber llegado desde donde sale el sol, y coincidir con la fecha en la que supuestamente habría de regresar.

Sobre estas líneas tenemos la interpretación de Diego Rivera de lo que se conoce al respecto, ya que de acuerdo con el Códice Florentinolas cosas sucedieron así:

Cuando Motecuhzoma se enteró de la llegada de esos forasteros, en el año 1 caña (1519 año en que coincidieron los tres calendarios rituales de los mexicas), “reaccionó como si pensara que el recién llegado era nuestro príncipe Quetzalcóatl”, por esta razón envió a varios mensajeros a encontrarlo, a la cabeza de la comitiva iba el sacerdote Yohualichan, Motecuhzoma les advirtió:

Dicen que otra vez ha salido a la tierra el Señor Nuestro. Id a su encuentro[…] He aquí con lo que habéis de llegar al Señor Nuestro: este es el tesoro de Quetzalcóatl

El mítico y legendario personaje de la serpiente emplumada ha sido fuente de inspiración para numerosos artistas y creadores de la cultura contemporánea, a continuación una breve selección de sus principales apariciones.

En las caricaturas

En la serie animada Star Trek, en el capítulo “How sharper than a serpent’s tooth”, Quetzalcóatl es representado como el extraterrestre antagónico, según podemos ver en el trailer del capítulo

Las aventuras de Jackie Chan es otra serie animada donde podemos observar entre los demonios o antagonistas, a un Quetzalcóatl con voz femenina que junto con los demás villanos planea darle a Jackie Chan su merecido.

En los cómics

DC Comics utilizó la figura de Quetzalcóatl en el superhéroe Aztek, campeón de Quetzalcóatl, el dios de la luz, fue entrenado desde su nacimiento para derrotar a Tezcatlipoca, el señor de la oscuridad. Pertenece a la Liga de la Justicia de América, y su primera aparición fue en el cómic: Aztek: The ultimate man en agosto de 1996.

En la música

Fernando Delgadillo, un cantautor mexicano, escribió la canción “Primer Estrella de la Tarde” inspirándose en Quetzalcóatl, una de las frases de su canción dice:

Y aún prometes volver
Con la primera estrella
Que eres tú al atardecer
Desde la barca viva
De tu exilio, donde el mar
Y en donde nadie te vio regresar

Por su parte, la banda sueca de metal sinfónico Therion, creó un tema basado en el regreso de Quetzalcóatl, de hecho lo ubican como un dios de los mayas y los toltecas, mencionan el solsticio de 2012 en que la profecía de los mayas habría de hacerse realidad (aquella del fin del mundo), y en el coro dice:

Sol volverá,
en la costa vimos su luz,
Quetzalcóatl señor del sol

En los videojuegos

En el videojuego Final Fantasy VIII, Quetzalcóatl es una de las primeras fuerzas guardianas que se obtiene al inicio del juego. Su ataque es una tormenta eléctrica con rayos y truenos que daña a todos los enemigos presentes en escena.

Por otra parte, en el videojuego Indiana Jones y la Máquina Infernal de 1999, Indiana Jones se enfrenta al Quetzalcóatl, esta vez un enemigo que habita en el templo del valle de los Olmecas. Quetzalcóatl es representado como una serpiente monstruosa, a la que hay que aniquilar, haciéndola reptar sobre unas trampas de picos dispuestas en el suelo de la pirámide.

En la televisión

La serie Lost Tapes de Animal Planet dedica uno de sus episodios al hallazgo del pteriosaurio perteneciente a los pterodáctilos Quetzalcoatlus, que aconteció en el parque nacional Big Bend en la planicie texana en el año de 1971, por un estudiante de geología llamado Douglas A. Lawson. Es uno de los animales voladores más grandes de la historia, ya que se estima pudo alcanzar una envergadura de 15.9 metros.

La película para televisión The Lost Treasure Of The Grand Canyonprotagonizada por Shannen Doherty y Michael Shanks, narra la aventura de un grupo de científicos del Smithsonian, que encontraron en el Gran Cañón una ciudad azteca amurallada, que es resguardada por espíritus malignos, incluyendo una gran serpiente voladora de la muerte, bueno, así nombraron en esta película al dios Quetzalcóatl.

La película es de origen canadiense, y sus locaciones tuvieron lugar en Columbia Británica, Canadá. La recreación de las pirámides y otros aspectos prehispánicos, fue hecha en estudios de grabación.

En las bellas artes

La espectacular creación Nido de Quetzalcóatl, diseñado por Javier Senosiain, un arquitecto que define su obra como arquitectura orgánica, fue construida sobre un terreno irregular de 5,000 metros cuadrados, aprovechando cada uno de sus recovecos, subidas y bajadas para lograr una auténtica obra de arte arquitectónica, que se mezcla con el paisaje circundante. Dentro de esta majestuosa construcción se encuentran 10 departmentos, definitivamente un lujo vivir (o pasar alguna noche) en el nido de Quetzalcóatl.

El escritor Patrick Garone dio vida al legendario dios mexica en su novela Ciudad de los dioses: El regreso de Quetzalcóatl, publicada en el año 2010, en ella cuenta cómo 2012 sería un año decisivo para la tierra, y solo habría un personaje capaz de defender el mundo tal como lo conocemos, o llevarlo a su destrucción, ese personaje es Quetzalcóatl.

En la novela aparece como el rey humano de Teotihuacan que se transforma en esta enorme criatura, parecida a un dragón. En esta novela se mezcla el mito de los mexicas con la tradición kaiju de los monstruos japoneses.

Por último y para cerrar este recorrido por las apariciones de Quetzalcóatl en la cultura pop, un poema dedicado a él, que fuera escrito originalmente en náhuatl y ahora es interpretado por la voz de la “Abuela Margarita”:

 

XatakaMx

Comments

comments