Quebec veta a las funcionarias llevar velo

La restricción, que entra en vigor en julio de 2018, se basa en motivos de seguridad; sus detractores la consideran islamófoba.

La Asamblea Nacional de Quebec, el parlamento de la provincia francófona canadiense, votó una propuesta de ley que impide a las mujeres musulmanas recibir servicios públicos con la cara cubierta por un velo.

La prohibición, que entra en vigor en julio de 2018, afecta a trabajadores públicos, como profesores, policías, conductores de autobús o médicos.

La norma permite fijar excepciones para casos individuales

“Estamos en una sociedad libre y democrática. Si hablas conmigo, debería ver tu cara y tú la mía”, dijo el primer ministro de la provincia francohablante, Philippe Couillard, que alegó que la ley busca mejorar la comunicación, identificación y seguridad, conforme al medio británico The Guardian.

La ley impide, por ejemplo, que una mujer musulmana viaje en un autobús público cubierta con un nicab, el velo musulmán que cubre el rostro excepto los ojos.

El texto de la norma también veta que trabajadores del sector público, desde médicos a profesores, trabajen con niqab, chador o burka, los distintos tipos de hiyab o velos musulmanes.

Originalmente, la ley tenía el objetivo de prohibir el uso del velo en personas que ofrecen o reciben servicios de los departamentos gubernamentales y las instituciones financiadas por las provincias, como las universidades.

Pero en agosto, la legislación se amplió para aplicarse a los municipios, consejos escolares, servicios de salud pública y autoridades de tránsito, lo que aumenta la posibilidad de que las mujeres que usan un velo en Quebec no puedan tomar un transporte público de la ciudad.

La legislación estipula que se pueden hacer exenciones para aquellos que brindan cuidado espiritual o para instrucción religiosa, así como para quienes se ven obligados a cubrirse la cara debido a condiciones de trabajo o riesgos laborales.

El proyecto de ley, propuesto en 2015 por el Gobierno de Quebec, fue presentado como una legislación sobre “neutralidad religiosa” que en su texto evita identificar por sus nombres específicos los velos musulmanes.

Esta legislación culmina con dos años de trabajo del gobierno liberal de la provincia para abordar el tema de la neutralidad estatal.

El anterior Gobierno provincial, del separatista Partido Quebequés (PQ), ya intentó pasar una ley similar en 2014 que fue rechazada por los tribunales por referirse específicamente al hiyab y violar la libertad religiosa de los musulmanes.

Comments

comments