Putin ve para Siria una oportunidad

El presidente ruso, Vladimir Putin, aseguró ayer que ve una “verdadera oportunidad” de poner fin al conflicto armado que asola Siria desde 2011. Al inicio de una cumbre con sus homólogos turco e iraní, el mandatario advirtió que lograr una solución exigirá “concesiones” de todas las partes.

“Una verdadera oportunidad de poner fin a esta guerra civil que data de hace varios años ha aparecido”, declaró el mandatario en su discurso de apertura del encuentro con Recep Tayyip Erdogan y Hassan Rouhani, celebrado en la ciudad de Sochi, a pocos días de unas nuevas conversaciones de paz en Ginebra bajo los auspicios de la ONU.

“Corresponde al pueblo sirio determinar su propio futuro (…) Es evidente que el proceso no será sencillo y exigirá compromisos y concesiones de todos los participantes, incluido del gobierno sirio”, señaló, añadiendo que su gobierno, el de Teherán y el de Ankara “emprenderán los esfuerzos más activos para hacer que este trabajo sea lo más productivo posible”.

Los tres presidentes también dijeron ser favorables a la celebración de un “congreso” sirio.

Putin es el principal aliado del presidente sirio Bashar al-Assad, con quien se reunió el lunes. Irán también apoya al régimen sirio, mientras que Turquía respalda a los grupos rebeldes armados.

Rusia, cuya intervención militar dio un vuelco a la guerra, asegura que la fase militar está a punto de terminar y quiere ahora convertirse en el facilitador una solición política. “Gracias a los esfuerzos de Rusia, Irán y Turquía hemos podido evitar un colapso de Siria, evitar que pase a estar en manos de terroristas internacionales”, afirmó Putin. El principal obstáculo para un acuerdo sigue siendo el futuro de Al-Assad, en el poder desde el año 2000 y ahora en posición de fuerza con el respaldo ruso.

En tanto, en la ONU, Rusia dio por muerta la investigación internacional sobre el uso de armas químicas en Siria y pidió que se considere el crear un nuevo mecanismo. En su último informe, el Mecanismo de Acción Conjunta ( JIM) responsabilizó al régimen sirio del ataque con gas sarín de abril pasado que dejó más de 80 muertos.

El Universal

Comments

comments