A punto de la demolición, así se inauguró el Estadio Azul en 1946

Ciudad de México.- Era el primer inmueble de cemento en la capital, dejando atrás aquellos viejos estadios de madera como el Parque Asturias que se incendió, además de tener una capacidad de 60 mil personas.

A las 11 de la mañana comenzó la ceremonia cuando Javier Rojo Gómez, entonces gobernador del Distrito Federal, descubrió la placa conmemorativa a la inauguración del hoy llamado Estadio Azul.

Siguieron los honores a la bandera con los cadetes del Colegio Militar y del Pentatlón Universitario, mientras se izaba la bandera del país en el asta principal. Luego, comenzó el desfile con las bandas de guerra por delante.

La cita fue a las 10 de la mañana del 6 de octubre de 1946. Con bandas de guerra, un desfile y un protocolo político comenzaría la gran inauguración del “Estadio Olímpico de la Ciudad de los Deportes”.

Entre aplausos y la algarabía de aproximadamente 50 mil personas se jugó el partido entre los equipos del Colegio Militar y la UNAM, ambos de la Liga Mayor de Futbol.

Después, los contingentes avanzaban alrededor del campo con los cadetes del Colegio Militar al frente y posteriormente los equipos de “Football Americano con sus reinas y abanderados”. Universidad iba acompañado de un puma, mismo caso que el Politécnico que desfiló con su tradicional burro, la mascota de la institución.

Dieron las 12:00 horas de aquel domingo y los equipos saltaron al campo de juego para el “kick off” que marcó la inauguración formal del magno recinto. El resultado de aquel encuentro inaugural fue de 45-0 a favor de los Pumas contra los “Aguiluchos”.

“Al inaugurarse el majestuoso Estadio de la Ciudad de los Deportes, el Universidad se ponía a la vista como fuerte aspirante a la corona que ostenta el Politécnico arrollando al brillante ‘tim’ del Colegio Militar con un score de 45-0”, resumió La Afición en su nota del día siguiente.

Si todo ello ya era historia, a partir del próximo verano lo será aún más pues el inmueble dejará de tener vida deportiva por la migración de Cruz Azul al Estadio Azteca, para su posterior demolición y convertirlo en centro comercial.

Es así como este sábado la Máquina disputará su penúltimo juego en el inmueble, pues el último sería el 21 de abril dados los pocos chances de que llegue a Liguilla, aunque todavía el día 22 se jugará un partido de futbol americano, para cerrar con el deporte con el que fue inaugurado hace 71 años.

 

 

 

 

MEDIO TIEMPO

nlx

Comments

comments