Prótesis mamarias en 3D: estudiantes de Guadalajara en México utilizan impresión 3D en pos mujeres que han tenido una mastectomía

El negocio de las prótesis mamarias, no es nuevo. Hay varias empresas allá afuera que se dedican a vender modelos a precios tan elevados que se alejan de poder costeables por la mayoría de mujeres que se han sometido a una mastectomía, como resultado de un cáncer de seno. Allí, Erick Muñoz vio una oportunidad: crear no solo una pieza pensada con las particularidades de cada paciente, sino hacerlo a un precio accesible.

Erick es estudiante de ingeniería química del Centro Universitario de Ciencias Exactas e Ingenierías de la Universidad de Guadalajara, y con dicha idea en su cabeza, fundó el Proyecto Cali, una iniciativa que tiene como objetivo encontrar el diseño ideal para la impresión 3D de las prótesis.

300 voluntarias formaron parte de las pruebas piloto, a las que se les presentó una prótesis genérica para observar la reacción de las pacientes y encontrar nichos de oportunidad, que a su vez, resultaran en un producto viable para fundar la empresa. Posteriormente se comenzaron a probar prótesis personalizadas para cinco pacientes, diseñadas específicamente para ellas por las características especiales de cada una de las mastectomías.

Las pruebas que se realizan desde hace un año, y en las que ha intervenido presupuesto del Conacyt, han arrojado como resultado que un material conocido como poliuretano termoplástico es el ideal para el trabajo: no solo es muy maleable, sino que puede fundirse para crear nuevas piezas.

5 años de durabilidad y menos de 4,500 pesos por prótesis

Para crear las piezas personalidades se ha hecho un escáner tridimensional del tórax, y luego, se mide y se pesa el seno sano para obtener la información que servirá como base para el diseño de la prótesis a imprimir. Luego de las primeras pruebas, la empresa ya está buscando el registro de la patente por el diseño de las prótesis.

“Nos platican de las formas en que improvisan prótesis con calcetines o bolsas llenas de semillas”

Laura Patricia Evangelista, miembro de la empresa

Aunque la idea es comercializar lo más pronto posible el diseño al que han llegado, de acuerdo a Erick la meta a largo plazo es ahondar en la investigación de materiales de las prótesis, y cómo la impresión 3D puede colaborar de la mejor manera a la creación de este tipo de piezas.

Según Jordi Puig, otro miembro de la empresa y estudiante de la licenciatura en contaduría pública del Centro Universitario de Ciencias Económico Administrativas de la Universidad de Guadalajara, el producto que tienen terminado tendría un costo que variaría entre 3,500 y 4,500 pesos.

Con impresión 3D como base, ya hay numerosos esfuerzos creando prótesis de todo tipo. Desde implantes craneales, hasta para piernas, pasando por de rodilla, hechos también de forma personalizada, e incluso para patas para perros.

 

XatakaMx

Comments

comments