Proponen recorte gasto público paquete económico Gobierno Federal

Ciudad de México.- El secretario de Hacienda, José Antonio Meade, entregó a la Cámara de Diputados el paquete económico para 2018, en el que se considera un recorte de 28 mil 300 millones de pesos al gasto administrativo del gobierno federal, sin afectar programas sociales ni los de seguridad.

Dicha cifra contrasta con la reducción de 43 mil 800 millones de pesos al gasto programable originalmente prevista en los Pre Criterios de la Política Económica presentados por la Secretaría de Hacienda a finales de marzo.

Entre los indicadores económicos estimados para el próximo año destacan, un crecimiento económico de entre 2 y 3 por ciento; una inflación de 3 por ciento; un tipo de cambio de 18.10 pesos por dólar, y una estimación de 46 dólares por barril de petróleo.

El volumen total del Presupuesto de Egresos asciende a 5 billones 236 mil millones de pesos, 113 mil millones más que este año.

Ese gasto será financiado por un volumen de ingresos estimados en 4 billones 735 mil millones de pesos, más un déficit de 466 mil millones.

Entre las asignaciones presupuestales destacan 150 millones de pesos para el fondo de transición que en su momento ejercerá el Presidente electo, desde el momento en que sea declarado ganador de los comicios hasta la víspera del cambio de gobierno.

Prevé también una bolsa de 10 mil 399 millones de pesos para dar seguimiento al sistema anticorrupción; se fortalece el Fondo para la Protección de Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas con 200 millones de pesos y también se incluye un Fondo para la Accesibilidad en el Transporte Público para las Personas con Discapacidad.

La iniciativa de Ley de Ingresos prevé a su vez un endeudamiento interno neto hasta por 470 mil millones de pesos y un techo de endeudamiento externo neto hasta de 5 mil 500 millones de dólares.

Esos requerimientos se reducen respectivamente en 25 mil millones de pesos y 300 millones de dólares en relación con 2017.

El paquete económico para el año entrante no considera alzas de impuestos, ni gravámenes para el próximo ejercicio fiscal.

Milenio

Comments

comments