Pronósticos de Urzúa y reunión de AMLO y empresarios dan otro empujón al peso: el dólar baja

La moneda mexicana sigue con una buena racha tras la elección presidencial, aprovechando el mensaje conciliador con el mercado del virtual ganador de la contienda. Este miércoles, el dólar bajó del piso de los 20 pesos en bancos y al mayoreo alcanzó niveles mínimos no vistos desde mayo.

En una sesión con pocos participantes extranjeros en el mercado por el feriado Día de la Independencia en Estados Unidos, el dólar interbancario finalizó en 19.3950 unidades, su menor nivel desde el pasado 11 de mayo cuando cotizaba en 19.38.

En ventanillas bancarias, el billete verde bajó del piso de los 20 pesos y se vendió hasta en 19.90 unidades, su nivel más bajo desde el pasado 7 de mayo cuando se ofertaba en 19.76 pesos.

El pasado viernes, previo a la elección en México, el dólar al mayoreo cerró en 19.9078 unidades y en bancos finalizó en 20.40 pesos.

En el mercado accionario, la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) mostraba esta mañana un incremento de 47 mil 351.39 unidades, una ganancia de 0.63 por ciento.

Durante junio de este año, el parqué mexicano encabezó las ganancias en Latinoamérica, mientras que la región en general tuvo descensos motivados por Brasil y Chile que cayeron 8.0 y 5.0 por ciento, respectivamente, de acuerdo con el S&P DJI Latin America Index Dashboard.

El mercado mexicano también fue de los que mostraron ganancias trimestrales, con 3.34 por ciento, junto a Colombia que avanzó 4.95 por ciento.

Entre los factores internos que beneficiaron al tipo de cambio y la Bolsa Mexicana de Valores fueron los pronósticos económicos de Carlos Urzúa, propuesto por Andrés Manual López Obrador para ocupar el cargo de la Secretaría de Hacienda, y la reunión del virtual Presidente de México con los empresarios.

López Obrador y los empresarios del Consejo Coordinador Empresarial (CCE) acordaron hoy trabajar juntos para sacar adelante al país en temas como pobreza y para brindar oportunidades a los jóvenes que no tienen empleo ni estudios.

El tabasqueño anunció hoy dos programas de ayuda social, para jóvenes y para adultos mayores, con una inversión estimada anual de 7 mil 660 millones de dólares. De esta manera, la consecución de dos de sus promesas de campaña costarán al erario público unos 150 mil millones de pesos al año.

Aseguró que este dinero se logrará con un plan de austeridad gubernamental y quitando privilegios a los funcionarios, por lo que no se financiará “ni con aumentos de impuestos ni con deuda pública”. El sector privado también se comprometió a coadyuvar con este objetivo enviando a personal de las empresas para capacitar a los jóvenes en las universidades públicas y privadas.

El discurso conciliador que dio López Obrador la noche del 1 de julio luego de conocerse los primeros resultados de la contienda presidencial y las declaraciones en materia fiscal del próximo Secretario de Hacienda han enviado una buena señal a los mercados y a los empresarios, quienes tanto temían que el tabasqueño llegara a la Presidencia.

URZÚA PREVÉ CRECIMIENTO

Carlos Urzúa, quien será el titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) durante el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, pronosticó que la economía mexicana podría crecer 2.5 por ciento para el próximo año, y la inflación estaría entre 4 y 5 por ciento. En entrevista para el noticiero “Despierta”, indicó que el tipo de cambio se ubicaría alrededor de los 19 pesos por dólar, con un precio de la mezcla mexicana de petróleo en los 70 dólares.

Su estimación de la paridad peso-dólar es menor a la proyectada en la última encuesta levanta por el Banco de México entre especialistas del sector privado, la cual prevé un dólar a 19.38 unidades.

Urzúa recalcó que aunque el nuevo gobierno tiene una visión austera y el Presupuesto 2019 ya tendrá el “sello de AMLO”, se mantendrán los 147 programas sociales que operan hoy en día, pero habrá una reestructura en estos, ya que en algunos casos, como el del Empleo Temporal, existen en tres dependencias diferentes, por lo que sólo debe existir en una.

Informó que dos de las promesas de campaña de López Obrador, la pensión universal y las becas para jóvenes, tendrían un costo de 125 mil millones de pesos, los cuales confía en obtener a través de las reestructuras mencionadas; sin embargo, aclaró que si la administración identifica que “no les dan los números”, reducirán el gasto, que podría ser en gastos sociales o en inversión, pero recalcó que no aumentarán la deuda.

Respecto al precio de la gasolina, opinó que no puede haber movimientos abruptos, por lo que el gobierno de AMLO ha decidido que los aumentos se darán de forma gradual y con base en el incremento de la inflación.

“En realidad, el precio actual de la gasolina está controlado y lo que está haciendo la administración actual es mover el impuestos especial, pero la gasolina se quedará como está”, indicó.

También habló sobre la necesidad de reducir el gasto de nómina, con lo cual se obtendrían alrededor de 8 mil millones de pesos, y se eliminarían los seguros de gastos médicos mayores y los seguros de vida, con lo que ahorrarían otros 7 mil millones.

Aclaró que no se tienen pronosticado despidos masivos en la SHCP y lo más probable es que se conserve al personal de niveles gerenciales hacia abajo, e informó que si acepta, será Gerardo Esquivel quien asuma el cargo de subsecretario.

Comentó que se seguirá respetando la autonomía del Banco de México (Banxico), y en el futuro enviarán al Senado propuestas para subgobernadores, que tendrán un perfil técnico, que sean ampliamente conocidos en el mercado financiero y con un conocimiento preciso de la política monetaria.

El próximo Secretario de Hacienda señaló que el nuevo gobierno no tiene previsto echar abajo la Reforma Energética. “Hay actualmente 107 contratos y todos se respetarán, siempre y cuando se verifique que cumplieron de forma correcta con los procesos legales”.

Sobre el Tratados de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), dijo que mantendrán al equipo de negociadores porque es muy bueno, incluido al actual Secretario de Economía, Ildefonso Guajardo.

Del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM), indicó que una de las opciones es que el gobierno construya el cascarón de la obra y concesionar el resto del proyecto, o seguir con el plan de construir dos pistas en Santa Lucía.

SINEMBARGO

Comments

comments