Profesor cumple un año desaparecido

Hace un año desapareció en Tepoztlán, Morelos, Albino Quiroz Sandoval, un maestro jubilado.

La última vez que se le vio estaba en la oficina de un abogado y expolicía. El abogado lo golpeó y de pronto cerró la puerta. Semanas antes del incidente, el individuo le había pedido dinero prestado al maestro Quiroz, argumentando que su hija estaba “grave en el hospital”. Pero le volvió a pedir dinero al menos seis veces más.

Ese 16 de marzo del 2017, el profesor salió en su auto de su casa a las 14:15 de la tarde para comprar material para una reparación que estaba llevando a cabo. Cuando a las 17 de la tarde su esposa vio que no regresaba se preocupó. En la noche encontraron su auto en la esquina de Galeana y Reina Xóchitl.

La familia Quiroz pudo indagar que Albino Quiroz Sandoval había ido a la oficina del abogado, y que fue golpeado por él, hablando con diferentes personas de la comunidad que vieron los hechos. Pero al día de hoy no saben ¿Dónde está? Y ¿qué pasó con él?

Esa información la familia Quiroz la llevó a la Fiscalía General del Estado de Morelos, y eso permitió la detención del abogado, 10 días después de la desaparición del profesor.

“Algo muy triste es que mucha gente que te comparte información, al mismo tiempo te dice: ‘no voy a declarar, no me quiero meter en problemas, me da miedo, entonces la información que hemos obtenido mi familia y yo, la hemos presentado nosotros con declaraciones ante la fiscalía, pues mucha gente se ha negado a declarar”, dijo a Excélsior Juan Carlos Quiroz, hijo de Albino Quiroz.

Ayer decenas de personas participaron en una marcha para exigir justicia.

Su hijo afirma que es fundamental que la gente aporte más información.

“Si la comunidad no hace algo por frenar los delitos y el crimen, la impunidad va a propiciar que haya cada vez más delitos. Ahorita somos nosotros, pero si este individuo saliera de la cárcel, podría pasarle a cualquiera” afirmó.

Quiroz Peñaloza recordó que la primera vez que llegó el abogado a casa de sus padres, llegó “demacrado y llorando” y convenció al profesor de que le prestara dinero, argumentando que su hija estaba grave de salud, en el hospital.

En otra ocasión llegó a la casa del profesor de madrugada, en forma violenta.

Para el hijo del maestro “es muy raro que mi papá le haya dado tanto dinero sin conocerlo, me da mala espina de que quizá lo haya estado extorsionando y amenazando”.

También supo que una señora de la tercera edad fue extorsionada por el mismo abogado. Llegó a su casa, se mostró muy angustiado, dijo que su hija estaba grave y pidió dinero prestado.

La mujer se compadeció, y le prestó mil pesos. Dos meses después, la señora se lo encontró en el mercado de Tepoztlán y le reclamó su dinero “pero el tipo se volvió súper agresivo, y le que podía matarla y desaparecerla… eso fue cuatro días antes de la desaparición de mi papá” recordó Quiroz Peñaloza.

El sujeto fue detenido el 26 de marzo del 2017; el 30 de marzo el juez lo vinculó a proceso, pero determinó que los elementos presentados no eran suficientes para acusarlo de secuestro “así que lo detuvieron por el delito de privación ilegal de la libertad, que amerita prisión de sólo cuatro años”, declaró el hijo del profesor.

EXCELSIOR

Comments

comments