Preservarán danzas de pascolas y venados

Culiacán, Sinaloa.- Durante los días 18 y 19 de julio en El Fuerte, Sinaloa, se realizó un encuentro con el objetivo de promover políticas y programas de manera conjunta para el fortalecimiento y salvaguardia de las tradiciones festivo-religiosas de venados y pascolas, que representan una parte fundamental de la cultura y la religiosidad de los pueblos originarios del noroeste de México y suroeste de Estados Unidos.

Estas tradiciones forman parte de grupos indígenas yaquis, macurawe, tohono o’odham, comcáac, y pimas de Sonora y Chihuahua, así como mayos de Sinaloa.

“La preservación de los rituales de pascolas y venados en el noroeste de México”, se tituló el encuentro impulsado por el Instituto Nacional de Antropología e Historia, a través de sus centros en Sonora, Sinaloa y Chihuahua, así como de la Dirección de Culturas Populares, Indígenas y Urbanas de estos tres estados participantes y el Ayuntamiento de El Fuerte.

Continuación

Durante dos días se compartieron conocimientos y reflexiones que tomaron como base la memoria y las propuestas que los pueblos expresaron en la jornada “El corazón de los venados y la cruz de los pascolas”, realizada en Cócorit, Sonora, durante 2016, a fin de definir y acordar de manera conjunta y respetuosa un programa de salvaguardia de estas tradiciones.

La danza del venado representa un complejo simbólico y ceremonial de profundas raíces históricas, lo mismo entre los pueblos yoreme de Sinaloa, como entre los yoreme mayo y yoeme yaqui de Sonora, estando presente incluso en Arizona y Baja California.

Por su parte, la danza y tradición de los pascolas adquiere distintas expresiones, al ser incorporadas dentro de las ritualidad de pueblos tales como los macurawe y warihó, los o’ob, los comcáac y los o’odham, quienes las integraron en ceremonias como la cava-pizca, el yúmari, la celebración del Año Nuevo, o las fiestas de San Francisco Xavier en Sonora y en algunas festividades rarámuris de Chihuahua.

Objetivos

El encuentro ha fijado objetivos específicos para la preservación de estas tradiciones con antepasados yoeme y yoremes, como la valoración actual de estos rituales; compartir propuestas y proyectos que se llevan a cabo desde las distintas instituciones educativas, culturales y gubernamentales en beneficio de las comunidades involucradas, así como integrar finalmente planteamientos para elaborar posteriormente un plan de salvaguarda.

Este programa de colaboración permitirá promover un proceso participativo de planeación junto con las comunidades; representará una guía sobre las acciones operativas, así como un marco de protección para su conservación integral, junto con sus valores rituales y la procuración de sus derechos culturales.

 

Debate

Comments

comments