¡Por poco y linchan a tres! Acusados de robo en domicilios

HUAUCHINANGO, PUE.- Una multitud enardecida a punto estuvo de linchar a tres presuntos ladrones de viviendas, quienes se encontraban recluidos en la celda preventiva de la Junta Auxiliar de Tlacomulco, de este Pueblo Mágico, de donde fueron rescatados durante la madrugada de ayer sábado, mediante un operativo en el que participaron mas de cien policías de varias corporaciones estatales y federales de toda la región.

Se trata de Genaro “N”, de 19 años de edad; Zeferino “N”, de 21 y el menor Mario Alberto “N”, de 17 años, los tres residentes de esta misma comunidad, quienes eran señalados por varios agraviados como quienes habían entrado a sus casas a robar.

Ellos fueron capturados por la ciudadanía, que los sorprendió drogándose en plena calle, y los remitieron a la celda preventiva, pero la gente empezó a gritar que “los querían linchar” y las cosas fueron subiendo de tono.

Cerca de las diez de la noche del viernes 7, la muchedumbre causó destrozos en el edificio de la presidencia auxiliar de Tlacomulco, en un intento por sacarlos de la celda para lincharlos, pero los policías se movilizaron de inmediato y pidieron refuerzos por medio de sus superiores, quienes se comunicaron con otros municipios aledaños.

Cerca del lugar, llorando y pensando en lo peor, se encontraban Elvira, de 52 años; Eularia, de 42 y Teófila, de 50 años, madres de los tres detenidos, quienes rezaban para que no les hicieran daño, como ocurrió con los dos detenidos en Acatlán, Puebla, que fueron quemados vivos por presunto robo de niños, lo que al final, resultó ser falso, pues eran totalmente inocentes.

Al llegar las decenas de patrullas, cerca de las doce de la noche, los uniformados fueron recibidos a pedradas, pues no querían que se llevaran a los implicados, pero montaron una estrategia con personal y patrullas a distancia, y en una rápida acción, lograron sacar a los tres sujetos y tras subirlos a las patrullas, se los llevaron del lugar.

El rescate resultó con éxito, pero la gente les arrojaba piedras y palos, logrando dañar los cristales de algunas patrullas de la Policia Estatal.

De ahí, fueron trasladados a la Cruz Roja para ser atendidos, pero solo presentaban algunos rasguños, nada que ameritara hospitalización.

No se informó si los tres sujetos serian turnados a alguna autoridad, pues no había denuncia formal, pero por lo pronto ya estaban a salvo.

Comments

comments