Pokémon entre el Sol y la Luna

The Pokémon Company acaba de lanzar Sol y Luna, dos nuevos videojuegos para Nintendo 3DS, en la celebración del el 20º aniversario de la saga. Las nuevas entregas inauguran la séptima generación de la serie y vienen cargadas con una nueva oleada de criaturas del universo Pokémon. El escenario de los nuevos juegos será la región Alola, que presenta un clima eminentemente tropical y se aleja de las grandes metrópolis que caracterizaron las entregas anteriores. Tras las más de 600 millones de descargas de Pokémon Go, el fenómeno del verano pasado, la saga pretende llegar tanto a nuevos jugadores como a los más veteranos y para ello, los juegos cuentan con novedades tanto en la estética como en la forma de jugar, pero mantiene la esencia de su mensaje: “Hazte con todos”.

20 años pueden ser muchos o pocos para una serie de videojuegos dependiendo de cómo se vaya renovando la marca y cómo se adapte a las nuevas generaciones de jugadores, con sus gustos y sus exigencias. Hay muchos motivos para definir a estos cartuchos de Nintendo 3DS como los mejores desde los míticos Oro y Plata (GameBoy, 1999), reconocidos por la comunidad como los más completos hasta la fecha; pero quizá el más identificable y notorio es la redefinición del propio concepto e idea de lo que significa el mundo Pokémon.

En esta ocasión, y a diferencia de todo lo que habíamos presenciado en la veintena de juegos que componen la saga, desaparecen los gimnasios, no hay medallas ni tampoco Máquinas Ocultas con las que se podían realizar ataques como Vuelo, Corte o Surf. Game Freak, el estudio encargado de desarrollar los nuevos juegos de la compañía The Pokémon Company ha preferido dar la razón a los que pedían un soplo de aire fresco, y Pokémon Sol y Luna son una inyección de ello.

El modo de juego, mucho más fácil de entender ahora tanto para los recién llegados como para los más curtidos en la serie, se siente ahora más fresco y natural que nunca; continuamos con combates por turnos, sí, pero esta vez la pantalla táctil nos da más información que nunca y es más intuitiva. El resultado es que se trata de un par de juegos tremendamente satisfactorios en su cometido principal: los combates. Asimismo, el nuevo motor gráfico es un sueño cumplido para aquellos que piden que la franquicia llegue a las consolas domésticas con un juego de la saga principal. Esta vez tampoco ha sido así, pero los gráficos y el resto de apartados referentes a lo audiovisual están más trabajados y son mucho más agradables a la vista.

Con todo, nos adentramos en una región, Alola, donde se esconde el Recorrido Insular, una aventura para llegar a ser los mejores entrenadores de Pokémon de la región a través de enfrentamientos contra unos líderes llamados Kahuna, que a su vez verificarán nuestras capacidades para desafiar a los miembros de la Liga Pokémon. 300 criaturas nos esperan (802 especies contando todas las generaciones) en este archipiélago, un sinfín de rutas, cuevas, bosques, calas, montañas, desiertos, ruinas… La región de Alola es una fauna imposible de describir con palabras, porque Game Freak quiere que saquemos de dentro el espíritu más aventurero que todos llevamos dentro, ese niño que solo a veces se manifiesta en los que hace veinte años veían los avances de sus juegos favoritos en revistas y los que ahora lo hacen con un smartphone capaz de capturar Pokémon en la parada del autobús gracias a la Realidad Virtual. Que no se nos olvide: Pokémon se ha reinventado a sí misma.

Esta aventura, que puede durar más de 40 horas, es una amalgama de pasión y simpatía, un gesto de cariño para con el fan pero también una mano abierta para quien lo es. Pokémon Sol y Luna deja leer entre líneas que la felicidad es más una consecuencia que un objetivo, que es el viaje lo que verdaderamente hace que ese vínculo entre tu Pokémon inicial (Popplio, Rowlet o Litten) y tú, Entrenador o Entrenadora, se va definiendo en esas enormes cuatro islas y no cuando nos proclamamos Campeones de la Liga Pokémon.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *