Plantón de padres en escuela primaria

Tihuatlán, Ver.- Padres de familia, acompañados de sus hijos, se manifestaron durante la mañana de ayer frente a la escuela primaria “Ignacio Ramírez”, del ejido Plan de Ayala, para exigir que se asigne un maestro para los alumnos del quinto grado.

Los padres explicaron que sus hijos eran atendidos por el profesor Martín Pérez de Luna, quien llegó en mayo a esta escuela, ubicada sobre la calle Úrsulo Galván, otorgando una educación de calidad para los 23 niños de dicho grado.

Sin embargo, la semana pasada la Secretaría de Educación de Veracruz (SEV) determinó enviar al docente a una escuela del municipio de Álamo, alejándolo más de su domicilio, ya que vive en Papantla, por lo que, en consecuencia, los alumnos se quedaron sin un maestro fijo y serían atendidos por un personal interino.

“No estamos en contra de los cambios, lo que exigimos es un maestro fijo para nuestros hijos”, señaló el señor Raúl Ambrosio Ramírez Hernández vocal del grupo de padres de alumnos del quinto grado.

Agregó que cuando estos mismos alumnos iban en tercer año ocurrió una situación similar, pues les cambiaban constantemente al maestro, al grado de que en una sola semana llegaron a tener tres profesores diferentes.

“Eso les perjudicó en su educación, no aprendieron nada en tercer año y ahora se estaba haciendo lo mismo. Nos quitan a un maestro nuevo, que aunque vive en Papantla y a pesar de lo lejos llega temprano y es un excelente maestro, con una buen plan de trabajo, pero resulta que la SEV lo quita y lo manda para Álamo”, lamentó.

Los padres aclararon que el problema no es con la directora de la escuela, María Dolores Vázquez Ramírez, por lo que, tras casi una hora de plantón frente al centro educativo se dirigieron a la delegación regional de la SEV, ubicada en la ciudad de Poza Rica.

Por la tarde de ayer mismo, el señor Raúl Ambrosio Ramírez Hernández informó que la visita a la oficina regional de la SEV tuvo buenos resultados, ya que se les garantizó que a partir de este martes los estudiantes tendrán una maestra fija, lo que destrabaría la inconformidad de los padres.

Por Hipólito Moreno Tapia

Comments

comments