Pepsi también cierra sus puertas ante inseguridad

Por la violencia que se vive en la Tierra Caliente, cobro de cuotas y por la falta de condiciones para operar y garantizar la seguridad a los empleados, la planta embotelladora de Pepsi-Cola en Ciudad Altamirano, cierra sus puertas y con ello concluye cualquier actividad comercial dejando sin empleo a más de 100 trabajadores.

Como informa El Sol de Acapulco, en casi tres meses es la segunda empresa refresquera que cierra sus puertas en este municipio de la Tierra Caliente donde grupos de la delincuencia organizada se disputan el control de esta zona.

Mencionar que el 24 de marzo del año en curso por motivos de seguridad, la empresa Coca-Cola FEMSA anunció el cierre indefinido de sus operaciones en Ciudad Altamirano, luego de 40 años.

De acuerdo con empleados del grupo Pepsico, del centro de distribución en Ciudad Altamirano, denunciaron que desde hace varios meses comenzaron a recibir amenazas, cobro de cuotas, agresiones por parte del crimen organizado quienes pretenden tener el control del producto refresquero encareciéndolo para obtener mayores ganancias.

El cierre de la empresa afectará el abastecimiento de productos en los municipios de Pubgarabato, Coyuca de Catalán, Cutzamala, Ajuchitlán, Tlapehuala y Tlalchapa así como sus pueblos aledaños.

Agregaron que pese a que el gobierno estatal y federal han reforzado las medidas de vigilancia y seguridad prevalece la impunidad y la violencia en Ciudad Altamirano por ello la empresa determinó cancelar sus operaciones.

 

 

EL SOL DE MÉXICO

nlx

Comments

comments