¡Pepe de la Torre es un corrupto!

Martínez De La Torre, Ver.- Con pancartas en mano un grupo de habitantes de la comunidad Las Cañadas se manifestaron en contra del alcalde José de la Torre Sánchez afuera de la Junta Municipal Electoral, ya que lo señalan de corrupto al considerarlo responsable de diversas irregularidades que se presentaron durante la elección de agentes y subagentes municipales.

Sobre este tema, Marlene Aparicio García, aspirante a la agencia municipal de la localidad antes mencionada, señaló que en el caso particular de Las Cañadas, al término de las elecciones -durante el conteo de votos- el triunfo fue para ella, sin embargo, la Junta Municipal Electoral revirtió el resultado y le dio el triunfo a su contrincante Pedro Calderón Salas.

“Luego de la jornada electoral, los habitantes de Las Cañadas votaron a mi favor, sin embargo, a la mera hora la Junta Municipal Electoral decidió darle el triunfo a uno de mis contrincantes, lo que considero un claro fraude”, aseveró.

Agregó que al igual que la mayoría de los pobladores de la congregación no aceptarán esta imposición, por lo que llegará hasta las últimas consecuencias, pues considera que las autoridades municipales tuvieron una fuerte inclinación hacia los aspirantes que comulgaban con su ideología política, violando con ello la ley.

“Un día antes de la elección, el alcalde Pepe de la Torre, acompañado de algunos funcionarios locales, llegó a la comunidad para entregar diversos apoyos, acompañados del candidato al que se le favoreció”, señaló.

Al concluir, Marlene Aparicio García lamentó que el gobierno municipal haya intervenido en una elección dentro de las comunidades y ranchería que es totalmente ciudadana, pues lo considera una falta de respeto al pueblo y a la democracia.

Al igual que la localidad Las Cañadas, en otras muchas más los excandidatos y habitantes señalan al ayuntamiento local y a la Junta Municipal Electoral de trabajar en favor de los candidatos que eran apoyados por el alcalde José de la Torre Sánchez, por lo que exigen que la elección se invalide y se declare procedente una nueva votación, pero esta sin permitir que el munícipe meta las manos para favorecer que comulgaban con su ideología política.

Comments

comments